En la ciudad cordobesa de Alta Gracia: Fidel Castro en la memoria (+Fotos)

La ciudad argentina de Alta Gracia fue el último sitio al exterior visitado por Fidel Castro Ruz (acompañado de Hugo Chávez), en julio del 2006. Y no faltó su recorrido por el Museo Casa Ernesto Che Guevara en la hermosa ciudad.

Texto y fotos: Lázaro David Najarro Pujol

Cuenta quienes fueron testigos de la visita del líder histórico de la Revolución, entonces presidente de Cuba, Fidel Castro Ruz, y su par de Venezuela Hugo Chávez,  a la casa de infancia de Ernesto Che Guevara, en la ciudad cordobesa de Alta Gracia, que numerosos  vecinos de Villa Nydia se aproximaron para saludarlos. Era sábado 22 de julio de 2006.

El reloj marcaba las 13,09 horas Los dos mandatarios bajaron de un auto Mercedes Benz color negro, que según el periódico La Prensa, de  Argentina, fue traído especialmente de la mayor de las Antillas.

Tanto Fidel como Chávez habían asistido a la Cumbre de Presidentes del Mercado Común del Sur (MERCOSUR. El líder cubano, como era habitual vestía el traje de fajina verde olivo, mientras que Chávez lucia su acostumbrada camisa roja.

El Comandante había llegado al aeropuerto Ambrosio Taravella, de Córdoba en el Ilyushin IL-62 de Cubana de Aviación,  el jueves 20 de julio a las 20.30. El viernes 21, Fidel concurrió a la reunión con los demás presidentes.

Entre sus prioridades estaba también visitar Alta Gracia. Aquí, luego de saludar a las personas, ingresó a la añeja casona, estilo inglés, de la familia Guevara Lynch (construida en 1911 y convertida posteriormente en museo),  sitio donde el Che residió sus primeros años por prescripción medida, como consecuencia del asma que padeció durante toda su vida.

La mansión estuvo habitada por la familia Guevara de 1935 y hasta 1943 que se traslada hacia la ciudad de Córdoba.

La residencia se encuentra ubicada en la calle Avellaneda 501 en el barrio Villa Carlos Pellegrine. A Fidel y Chávez le tomaron fotos en el hall de la casa, donde esta una escultura de Guevara a la edad aproximada de 12 años.

Los líderes recorrieron toda la residencia, la cual fue comprada por la municipalidad en 2001 para exhibir  objetos y muebles que pertenecieron al Guerrillero Heroico.

Fue necesario una negociación con los propietarios de la bella edificación para convertirla en lo que es hoy el Museo Casa Ernesto Che Guevara. La vivienda se tasó en 40 mil dólares.

Fidel y Chávez fueron recibidos en el interior del inmueble por Mario Bonfigli, intendente de Alta Gracia, quien los declaró  “ciudadanos ilustres”.  Fue la última visita del líder revolucionario al extranjero. El 25 de noviembre de 2016 falleció dejando un hermoso legado para Cuba y Latinoamérica

–Yo creo que toda la ciudad de Alta Gracia está contenta –manifestó Bonfigli y añadió:

–A mí me toca la suerte, el honor  de haber podido recibir a estos dos grandes presidentes, pero toda la ciudad está feliz. [1]

El día en que Fidel Castro le estrechó la mano a la ciudad de Alta Gracia, publicaban los medios locales.

La sala dedicada a la Revolución -destaca la guía Belén Fuentes- es una de las más importantes del museo; recoge imágenes de la participación del heroico combatiente en la lucha en la Sierra Maestra, en eventos internacionales representando a la Isla, con la familia y en la guerrillera en Bolivia.

La formación ideológica de Che Guevara se forjó al constatar in situ las diferencias sociales en la Argentina que lo vio nacer y la lacerante situación de las clases populares durante sus dos viajes por América Latina. Además, su encuentro con Fidel Castro en México y su presencia en la Revolución cubana.

El Museo casa fue una de las instituciones culturales de mucha prioridad en mi visita. Al conocer que procedía de Cuba la admiración fue mayor y me prestaron todas las atenciones, facilitaron documentos y concedieron una entrevista. Estaba próximo el inicio de la primavera. Era una mañana nublada y con el cielo gris,  pero de temperatura agradable.

Tuve la oportunidad de captar con mi cámara Nikon todo el tesoro que se muestra en la otrora residencia del Che y percibir la admiración del colectivo por Cuba, Fidel y la Revolución.

Los mayores recuerdos de Ernesto Guevara de la Serna en Argentina se tienen en la ciudad de Alta Gracia,  donde aún residen amigos de la niñez, adolescencia y juventud. Vivió desde los cuatro años en esa localidad de bella arquitectura e historia.

El historiador Luis Rosanova resaltó en entrevista exclusiva que el apoyo de Cuba fue el punto esencial para que hoy la ciudad de Alta Gracia, en la provincia de Córdoba, cuente con un museo de fama universal dedicada a Ernesto Che Guevara.

Rosanova, quien coexistió como restaurador del Museo Histórico Nacional en Buenos Aires, enfatizó que la existencia del museo es consecuencia de que el gobierno cubano le puso la impronta política que tiene que tener una institución que está evocando a un hombre que dio su vida por sus ideales y no al niño Che Guevara que vivió en Alta Gracia en la década de 1930

-¡Fidel! ¡Fidel¡ ¡Fidel! –exaltaban aquel sábado 22 de julio de 2006 unas 1500 personas.

En la memoria de habitantes de la ciudad argentina de Alta Gracia, último sitio al exterior visitado por Fidel Castro Ruz (acompañado de Hugo Chávez), en julio del 2006, está perpetuada la presencia de uno de los líderes más carismático y aclamado por las personas sencillas y amorosas


[1] La Prensa, Buenos Aires,  domingo 23 de julio de 2006.



Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.