Un viaje a través de la historieta cubana: La impronta en la Revolución

Texto y fotos Lázaro David Najarro Pujol

El Cómic en la mayor de las Antillas se fortalece a  partir del triunfo de la Revolución, 1ro de enero de 1959,  afirmó el investigador  Haziel Scull Suárez, al dictar la conferencia Un viaje a través de la historieta cubana, en la inauguración de XII Jornada de ArteCósmic 2022 (del 6  al 9 de julio actual), cuya sesiones teóricas transcurren en el Centro de Convenciones Santa Cecilia, de la ciudad de Camagüey.

Es una síntesis de una pesquisa de antropología y sociología presentada en la Universidad de La Habana y que tiene que ver con la historieta no desde el punto de vista artístico, sino como un elemento importante dentro de la cultura, con características propias que hacen que exista una escuela desde el concepto artístico del Cómic.

Scull Suárez definió a la Escuela Cómic como una “corriente artística en torno a un creador, ciudad o país que marca una pauta a la hora de realizar determinada obra. Generalmente reinterpretan el movimiento artístico del momento desde las particularidades de su realidad y percepción.”

Expuso un grupo de ejemplos de escuelas en el mundo. Mencionó a la belga, la estadounidense y la Latinoamericana, golpeada esta última por el fatalismo geográfico porque no se concibe que conste un estilo para poder caracterizar esa escuela, “aunque hay diferentes puntos de vistas en la percepción política que tiene el Cómic en la región.”

El especialista se preguntó sobre la base de una escuela Latinoamericana ¿Existe una Escuela Cubana de Cómic (ECC)? Consideró que sí. Argumentó que anteceden la periodización en cuanto al proceso de producción entre los años 1970 y 1990 (tiene su cúspide de creación entre los años 1985 y 1986), y las características de ese arte en la isla en esa etapa concreta.

Opinó que en ínsula la realización y el consumo del cómic es una tradición. Razonó que “los personajes de la historieta cubana son reconocidos e identificables. Variados, dotados de personalidad y con historias bien elaboradas, aunque cada uno forme parte de un universo bien definido, tienen un grupo de elementos comunes entre sí que los dotan de características similares.”

Enfatizó que marcados por la industria editorial nacional se “mueven entre la historia, la aventura, el humor y en menor cantidad, la ciencia ficción”. Derivó que “las editoriales son las encargadas de que la llegada del cómic al público se logre gracias a revistas de carácter seriado, que pese a no ser específicas de historietas, tienen una tirada superior y una comercialización de carácter nacional.”

Especificó: “Algunas se han encargado de hacer recopilaciones de estas páginas en álbumes o alguna publicación con otro tipo de cómic. La Editorial Abril y la Pablo de la Torriente.”

Apuntó que las encuestas a niños y adolescentes demuestran que los personajes claves son Matojo (Manuel Lamar, revista Mella, 1964); Elpidio Valdés (Juan Padrón, revista Pionero 1970); Cecilín y Coti (Cecilio Avilés, revista Pionero, 1979); Yeyín (Ernesto Padrón, revista Zunzún, 1980); y El Capitán Plin (Jorge Oliver, revista Zunzún, 1981).

Enfatizó: “La creación de estos, en casi todos los casos, coincide con la primera década de existencia de la ECC y su impronta en el imaginario social, arranca justo en este momento y se extiende en el tiempo, rebasa los años 90 del siglo XX y llega hasta nuestros días.”

Resaltó a Elpidio Valdés, de Juan Padrón. Aludió a las consideraciones de la estadounidense Joanne C. Elvy: “Cuando se trata de historias nacionales dentro de la memoria popular de un individuo, en el imaginario cubano viene a la mente el personaje de Juan Padrón, Elpidio Valdés, un oficial mambí del Ejército Libertador de 1895. Para los cubanos de cualquier edad, el personaje de Elpidio es a la vez fantasía y realidad, héroe y patriota que propugna un código de valores como representante visual del ideal cubano en búsqueda de su soñada autonomía como estado soberano.”

Resumió que el Cómic : Logró que superado los años más duros del Periodo Especial se reactivaran algunas publicaciones y proyectos, sobre todo amateurs, de quienes en algún momento fueron influenciados por la marea creativa y de publicación de aquella Época de Oro. Las concepciones creativas de hoy, las maneras y estilos de dibujo, las formas narrativas y la fórmula de publicación de hoy son herederas directas.

El investigador  Haziel Scull Suárez, abogó por una ley que estableciera el Día Nacional de la Historieta Cubana, el 14 de agosto, en homenaje a la publicación de la primera historieta de Elpidio Valdés, de Juan Padrón.

En las palabras de inaugiracion de la XII Jornada de ArteCósmic 2022 el presidente de su Comite Organizador informo que el evento promueve a creadores de la manifestacion de toda Cuba.



Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.