Parte a la eternidad Fina García Marruz: «la poetisa que nos hizo oír el silencio…»

Por Lázaro David Najarro Pujol

Parte a la eternidad la relevante poetisa, ensayista, investigadora y crítica literaria Fina García Marruz (28 de abril de 1923- 27 de abril de 2022). Deja un hermoso legado a las letras cubanas e Iberoamericana. Es de aquella generación que dejó una importante huella en la prosa cubana.

Perteneció a una generación de intelectuales que prestigio la cultura cubana: Eliseo Diego, José Lezama Lima, Enrique Labrador Ruiz, Angel Huiti, Rolando Escardó, Fayad Jamís, Cintio Vitier, Roberto Branly, Roberto Fernández Retamar, Nicolás Guillén, Rine Leal, Fernando Ortiz, Luis Águila León, Vicentina Antuña, Ángel del Cerro, Sergio Rigol, Jorge Mañach y Daniel Serra Badué.

En Camagüey, ciudad que visitaba con frecuencia, se le recuerda y se rinden honores.

Fina admirada la poesía del camagüeyano Rolando Escardó. Exaltaba esa forma de escribir de escribir de Escardó, quien estableció entre su poesía y su existencia unos lazos.

«Sus poemas cuentan, como el relato bíblico, el éxodo por el desierto. Habla de la conjugación apocalíptica de la Bestia que no tiene nombre individual y el Número, y la conjunción Bestia-espíritu, estrella que guía, fuego negro que me matas, como en el Yugo y estrella de Martí»[1]. Así definía Fina los textos del poeta.

FUEGO NEGRO

Tus ojos me hablan de extraños mundos

a los que no he viajado

ciudades

sitios aislados

fantasmas míos

que reconozco huyendo

de tu abrazo.

Bien mío

estrella

signo que vienes a este valle de lágrimas

quién podrá detenerme

quiénes se atreverán.

El filo de mi puñal brilla en tus ojos

de plata

oh alma,

en tus ojos de plata hechos para mi deleite

de instante en instante.

¿Cómo es posible

cómo pueden ser tan posibles estas cosas?

Ni yo mismo comprendo lo que me trajo

ni lo que me arrastra

mas entiendo esas realidades que me espantan

o acaso entiendo que este valle de lágrimas

no es mi casa.

Pero tus ojos me hablan de esos extraños mundos

a los que no he viajado

oh estrella

fuego negro que me matas.

Existía una gran hermandad entre aquellos intelectuales: Rolando Escardo,  Fina García, Cintio Vitier, Carilda Oliver Labra, Luis Suardíaz, Félix Pita Rodríguez, Samuel Feijóo…

Fina García-Marruz Badía  exponía del camagüeyano:[2]

«La primera sorpresa que deparaba a Escardó era la del contraste entre su rostro, enjuto, hecho de todas las durezas e intemperies, y la sonrisa infantil, sin amargura, transparente, con que daba su bienvenida. Él que escribió una poesía tan desgarradora, era de trato directo y franco proclive al humor y la risa. No tenía el alma fiscal ni censora. Él, que conoció el hambre sin cuento, manoplas de los guardias de la tiranía, madrugadas sin una taza de café, no acusa, sino con el propio grito, ni se queja».

En la inauguración del Primer Encuentro de Poetas Rolando Escardó In Memoriam que se desarrolló en Camagüey, el 16 de octubre de 1969, estaba Fina y su esposo Vitier, al igual que sus amigos entrañables Pedro de Oraa, Agustín Pi, Raúl Luis, Luis Suardíaz, Cesar Leante, y otros. Todos tributaron con sus composiciones un digno homenaje de recordación a Escardó.

Cintio Vitier, [3] dijo las palabras inaugurales del evento y relacionó como coincidencia histórica la conmemoración del noveno aniversario de la muerte de Rolando Escardó, con la celebración en todo el país de la Jornada Guerrillera en homenaje a los comandantes Camilo (Cienfuegos) y Che (Guevara).

Relató parte de la larga vida insurreccional del connotado poeta, sus vicisitudes, desprendimiento, fe y firmeza ante la Revolución y su deseo de unir a todos los escritores, poetas e intelectuales de la isla, para juntos todos, dar su apoyo a la causa revolucionaria.

Tanto Fina como Cintio formaron parte de la generación de Orígenes

Fina partido a la eternidad, pero su obra enriquecerá siempre la prosa cubana. Ella como se afirmó Rafael Acosta de Arriba es flor de la cultura. «Fina (como Cintio) fue, además de excelente poetisa y ensayista, una pensadora de las esencias de la cultura cubana.»

Merecidos los galardones otorgado por su talento y su obra: Premio Nacional de Literatura en 1990, Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda en 2007,  VIII Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca y Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2011. Entre sus máximas condecoraciones que otorga el Estado cubano, destacan: la Orden Félix Varela y la Orden José Martí.

El Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez en un mensaje de condolencia publicado en su red social Twitter resaltó: «Fina, la poetisa que nos hizo oír el silencio, la martiana compañera del martiano poeta, la vibrante voz de #Cuba en Hispanoamérica


[1] García Marrúz, Fina. Libro Rolando Escardó Obra poética. Ediciones Unión, 2004. Pág. 255.

[2] García Marrúz, Fina. Libro Rolando Escardó Obra poética. Ediciones Unión, 2004. Pág. 250.

[3] Se ofrece en esta obra una versión de Cintio Vitier. Palabras publicadas el viernes 17 de octubre de 1969 en el Periódico Adelante de Camagüey.Pag. 1.



Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.