Medios de manipulación mental: para inducir odio, contra la alegría y el amor (+Fotos)

Leisha Evans, una enfermera afroamericana de Nueva York

Leisha Evans, una enfermera afroamericana de Nueva York

Por Lázaro David Najarro Pujol

Ago, 2021.-En los últimos años se ha reiterado con fuerza que la realidad supera la ficción. Muchas veces cuando observo acontecimientos mundiales, recuerdo filmes de ficción, donde la realidad circundante superar el mito: salvajismo, represión real no la que inventan muchos medios como jugarreta política a favor de nuevo orden internacional que se está imponiendo.

El contexto que vive la humanidad es más dramático que escenas escalofriantes de la ciencia ficción en las que se observan ciudades destruidas, abandonadas y cubiertas por arena del desierto, la nieve o la vegetación dado el exterminio de las personas.

Humanos que deambulan como zombis en busca de alimentos, perturbados, transformados en bestias y manipulados psicológicamente, con dispositivos inducidos o mediante las nuevas tecnologías. «Un mundo donde la Inteligencia Artificial ha esclavizado a la humanidad».

Filmes en los cuales los personajes son sometidos a un proceso de borrado de memoria para provocar el odio, contra la alegría y el amor, la violencia frente a la paz como enfermedad que afecta al cerebro y la mente. Hombres convertidos en robots y artefactos «inteligentes».

En las peliculas ciencia ficción observamos agentes del orden al ‘servicio’ de la humanidad con armas sofisticadas y mortíferas capaces de destruir naves blindadas. Policías acorazados (de cabeza a los pies) para enfrentar ‘monstruos’ que provienen de otros planetas.

Intervención humanitaria??

La realidad: En pleno siglo XXI esos policías blindados forman parte de escuadrones para reprimir a manifestantes pacíficos que salen a las calles para demandar justicia y mejoramiento humano.

Habitantes de ciudades contagiados con virus que afectan el cerebro, manipulados desde dispositivos electrónicos.

Las nuevas tecnologías son muy indispensables para el progreso humano, para ponerlas en función de un mundo mucho mejor, como herramienta de comunicación interactiva. Pero el escenario es muy distinto. Las nuevas tecnologías se están empleando para estimular la agresividad y generar noticias falsas que perturban a individuos y grupos de personas.

Ahora el instrumento más efectivo lo constituyen las redes sociales (más peligroso que cualquier otro virus) para el control de toda la humanidad a través de medios de manipulación mental y cambiar la comprensión de las personas, como adicción psicológica. ¡Las patrañas inundaron las redes sociales!, como aseguró el periodista colombiano Juan Antonio Gossaín Abdalah.

Intervención humanitaria??

Intervención humanitaria?

Entes con los que me vinculé (amorosas, fraternales, solidarias y sin ninguna manifestación de servilismo), de momento con mensajes cargados de odio, desamor, violencia y el mínimo de capacidad de razonamiento positivo, pero si con la desvergüenza de mentir o repetir cacareadas frases como represión que jamás sufrieron en sus vidas y tampoco fueron testigos de ellas.

Personas que han llegado a tal enajenación que abogan por una intervención humanitaria (intervención militar gringa) a la nación donde nacieron y aún residen sus familias.

Las redes sociales son utilizadas para difundir campañas falsas y calumnias, manipular, chantajear y estimular el delito. Con nuevos recursos tecnológicos muy poderosos Estados Unidos pone en práctica contra Cuba el mismo guion empleado contra Siria, Nicaragua, Venezuela, Bolivia y otras naciones.

Un marcado objetivo del imperio: destruir los vestigios de prosperidad y dividir a la sociedad en propietarios y esclavos. Un estado del bienestar ‘socialista’ donde se recompensará a los esclavos obedientes y se exterminará a los inconformistas y ‘alborotadores’.

Mientras desde Estados Unidos se insta a la violencia, el odio y el vandalismo, en Cuba los jóvenes difundieron este jueves mensajes de amor y paz, de rechazo al rencor y la violencia. Devino homenaje, además, al personal de la salud, quienes mantienen un duro enfrentamiento a la COVID-19 en medio de la compleja situación epidemiológica.



Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.