¿Cerámica, la suma de todas las artes plásticas? (Fotorreportaje)

Premio Cerámica. Autor Jaime López García. Titulo Mis pelotas. Manifestación Cerámica. Técnica Takú

Premio Cerámica. Autor Jaime López García. Titulo Mis pelotas. Manifestación Cerámica. Técnica Takú

Texto y fotos: Lázaro David Najarro Pujol

La cerámica forma parte del folklore, de las tradiciones y la cultura popular de comunidades o regiones. Generalmente se transmite de generación a generación. Es desarrollada por hombres y mujeres que despliegan su trabajo a mano o con distintos dispositivos. Los aborígenes cubanos fueron capaces de crear una cerámica hermosa y consistente.

En la ciudad de Camagüey, existe un amplio movimiento de ceramistas, mucho de ellos integran la Asociación Cubana de Artesanos Artistas. El creador y profesor ingles Bernard Leach, (1887-1979), quien está considerado como el «Padre de la cerámica de estudio británica» significaba: La belleza viene del corazón y se derrama por los dedos del alfarero.

En una reseña titula Historia de la alfarería y la cerámica en Cuba, publicada en el portal de Radio Ciudad de La Habana[1] puntualiza: La cerámica ha sido uno de los acontecimientos culturales más importantes que ha enfrentado la humanidad en su marcha fundacional a través del tiempo.

 Además, se reafirma: Junto con el estudio de la arquitectura y las costumbres cotidianas, la cerámica aporta datos decisivos sobre la historia y características de una civilización y el pueblo que la construyó, lo mismo si fue antiguo, grande y desarrollado, que si se trató de un pueblo pequeño y primitivo.

Hasta donde se han podido investigar las muestras de cerámica encontradas en los asentamientos de nuestros ancestros primitivos, parece cierto que ellos llegaron a esta isla a comienzos del siglo VIII de nuestra era, provenientes de la zona del Orinoco, Venezuela, de donde trajeron consigo una cerámica muy característica, reconocible por su pigmentación roja, típica del Caribe, y por la variedad y belleza de sus diseños. Se supone que la más antigua cerámica llegada a Cuba fue la del grupo denominado subtaíno.

La publicación reconoce que en Cuba su producción se inicia en 1617 en Puerto Príncipe, hpy Camagüey: Según revelan crónicas de la época, ello ocurrió en el taller de un español llamado Simón Recio, quien llegó a ser alcaide de la mencionada villa.

En tanto Rodrigo Bononoe[2]  enfatizaba: Si pensamos que el ceramista es un alfarero, un escultor y un pintor, y que como alfarero crea de la nada y lo hace de barro a la manera de Dios, y que como escultor realiza en las tres dimensiones (o en las cuatro, para hablar en el lenguaje de la época), y además pinta como los pintores, tendremos que admitir que la cerámica es la más completa de las artes. Y si la definición resulta un tanto vaga por su absolutismo, es la suma de todas las artes plásticas. Ello importa reconocerle un carácter plural y mayúsculo, que se enriquece todavía con su condición de ser el arte popular por excelencia

[1]Historia de la alfarería y la cerámica en Cuba. https://www.radiociudadhabana.icrt.cu/2018/05/07/recibe-presidente-cubano-secretario-general-naciones-unidas/

[2]http://www.kutiry.com/poesia/oficiodelbarro.htm



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .