Resalta artista estadounidense intercambio con Cuba para proyecto cerámico Gotas de Lluvia (+ Fotos)

Por Lazaro David Najarro Pujol/Fotos autor y cortesía de la artista

Oct, 2020.- Las experiencias adquiridas durante los intercambios con creadores locales durante su participación en Camagüey en el evento Noviembre Fotográfico 2019, invitada por el Consejo Provincial de Artes Plásticas, fueron vitales en la concepción del proyecto de cerámica Gotas de Lluvia, aseguró la artista estadounidense  de la plástica Laura White Carpenter.

La colección la integran 52 piezas, la mayoría de porcelana, afirmo vía correo electrónico la entusiasta artista, quien admitió que la estancia en la Ciudad de los Tinajones (llegaron a existir alrededor de 16 mil en toda la ciudad a principios del siglo XX), «fue muy inspiradora y también vi tantos ejemplos de artistas allí trabajando en una serie. Espero que todos lo estén haciendo bien. ¡¡Saludos a todos!!».

Añadió que la repisa que se muestra en la foto está llena de gotas de lluvia y que próximamente se van a subastarlas para una organización que aborde el tema del cambio climático.

“Son casi todas las gotas de lluvia que creo que merecen la pena que se expongan al público. «Hay muchas que se pusieron en el jardín. Hay alrededor de 5 o 6 que no aparecen en la foto, ya que están en exhibiciones actualmente o en mi estudio».

Abundó que «cada obra representa una semana del año. La intención es subastarlas en apoyo a una organización que lucha contra el cambio climático», reiteró Laura White Carpenter.

Igualmente, los techos de la ciudad rojiza de Camagüey  inspiraron a la artista, en su más reciente colección de piezas de porcelana, una expresión de amor y gratitud por la «suave comarca de pastores y sombreros», a decir  de la también Villa Andariega, el Poeta Nacional de Cuba, Nicolás Guillén.

Destaca la obra Baldosas rojas de Camagüey que crea senderos, pieza en la que la autora incrustó tejas rotas de techados de la villa principeña «¡¡¡Estoy tan emocionada!!!”, afirmó.

Reveló quedar  impresionada por el entramado de las laberínticas y adoquinadas calles, el rojizo de los techos, la belleza de las plazas y plazuelas, el conjunto arquitectónico en el que resaltan sus 14 iglesias y la hospitalidad de los camagüeyanos.

Mucha razón tiene el poeta agramontino, José Pérez Bueno, cuando escribió: «parece que en sus plazas hierven los tejados».



Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.