En las Fuerzas Militares de Colombia: LA OLLA PODRIDA

En las Fuerzas Militares: LA OLLA PODRIDA

En las Fuerzas Militares: LA OLLA PODRIDA

Rafael Camargo

Bogotá, 29 jun.-El país y el mundo recibió con asombro la noticia sobre la violación por parte de siete militares a una niña indígena y no se reponen cuando otro escándalo de similares proporciones fue puesto a la luz pública en el programa virtual de Semana con Vicky Dávila.

El nuevo hecho ocurrió en septiembre del 2019 cuando una niña de 15 años, de la comunidad indígena nukak makú, habría sido secuestrada, violentada y abusada por un grupo de militares en Guaviare. Este es uno de los cinco casos que al parecer se presentaron en ese resguardo, según denunció el periodista Ariel Ávila, director de El Poder.

Las denuncias hasta ahora se están dando a conocer a la opinión pública, pero se espera que, en los próximos días, nuevos informes continúen escandalizando al país.

Servicios de inteligencia 

Con el fin de tratar de desvirtuar los hechos, los servicios de inteligencia del Ejército Nacional, comenzaron a rodar por redes sociales una fotografía donde aparece una joven indígena, señalándole de ser la víctima de los siete soldados.

La primera impresión que deja es ser mayor de 14 años y con rasgos de una mujer adulta para tratar de suavizar el daño moral que se le ha ocasionado a los indígenas de Colombia y revictimizar a la joven.

ICBF pondrán la cara de «no lo puedo creer»

Un inspector del ICBF comentaba que los miembros de las Fuerzas Militares de Colombia son quizá los que más demandan tienen por abandono de niños y por alimentos.

Las cifras las tiene el Instituto de Bienestar Familiar y se espera que los sabuesos del periodismo comienzan a destapar esta tenebrosa olla de las Fuerzas Militares.

Los niños de Colombia

En lo corrido del año se han registrado más de 7.000 abusos sexuales, el 85 % en contra de menores de edad. Solo unas 400 de estas causas se encuentran en la etapa de juicio y cerca de 90 están en proceso de ejecución de penas, la gran mayoría es objeto de indagación.

Lo ocurrido en Pueblo Rico se agrava porque los agresores son militares, pero en el país abusan y son reconocidas los desmanes que han hecho también los grupos guerrilleros como el ELN –que continúa reclutando menores— las disidencias de las FARC,  el EPL, los paramilitares y la delincuencia común.

Pronunciamientos internacionales

Las Naciones Unidas, la OEA, las organizaciones no gubernamentales conocen de los hechos contra los menores en Colombia y se esperan sus prontos pronunciamientos en defensa de los Derechos Humanos con sanciones internacionales para el país y sus gobernantes.

Se sabe que en próximas semanas existirá una fuerte declaración de Human Rights Watch hablando sobre estos hechos que sacuden la tranquilidad de los menores en Colombia.

De igual forma, la Organización Indígena de Colombia adelanta una demanda contra el país ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .