Afirma experto cubano que expedición del Amazona al Caribe unió a unos 400 científicos latinoamericanos y caribeños (+Fotos)

Ángel Graña González
Ángel Graña González
Texto y fotos Lázaro David Najarro Pujol (En español e ingles) Camagüey, Cuba, 12 sep.- La expedición del Amazona al Caribe logró unir por primera vez a unos 400 científicos de la región con espíritu bolivariano, afirmó en la ciudad de Camagüey, el Doctor en Ciencias Ángel Graña González, vicepresidente de la Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre.

Al dictar la conferencia En Canoa del Amazonas al Caribe: 30 AÑOS DESPUES Y AHORA, organizada por el Museo Provincial Ignacio Agramonte y la sede de la Fundación Caguayo en Camagüey, en ocasión de la clausura de la Jornada de Ecología y Artes iniciada el pasado 5 de junio, Graña precisó que el viaje fue ideado, organizado y dirigido por el Doctor en Ciencias Antonio Núñez Jiménez, en el que recorrieron 20 países de América Latina y el Caribe.

Los exploradores echaron a andar por “selvas ríos, mares e islas en una cruzada para redescubrir con sus propios ojos, lo que hasta ese momento en gran medida, habían realizado investigadores, principalmente de Europa”, puntualizó Graña, ante el atento auditorio, conformado por adultos e infantes, y recordó que el Núñez Jiménez valoró la hazaña como la primera experiencia de la unión bolivariana. La expedición, se realizó entre el 2 de marzo de 1987 al 28 de junio de 1988 con la entrada a la bahía de La Habana, dentro de las conmemoraciones por los 500 años de la llegada de los españoles a América con la participación interdisciplinar de investigadores de Ecuador, Perú, Colombia, Brasil, Venezuela, República Dominicana, Puerto Rico y Cuba, entre otros. Ángel Graña González, quién es además el Director del Museo de la Fundación Antonio Núñez Jiménez, recordó que la expedición finalizó con un simposio en San Salvador después de haber recorrido 17 mil 422 kilómetros y haber visitado 20 países, y antes de su salida de la isla los 16 exploradores cubanos fueron despedidos por el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro Ruz. El destacado geógrafo, señaló también que durante un año, hombres y mujeres de más de 20 nacionalidades, recorrieron ríos, afluyentes del Amazonas y todo el Mar Caribe, documentando las consecuencias culturales y el impacto en el medio ambiente a 500 años de la conquista española. Enfatizó, que cuando se comenzó a fraguar la expedición, la situación en América Latina era muy distinta, ya que no existían líderes como Hugo Chávez, Rafael Correa y Evo Morales. Manifestó que Núñez Jiménez quería que los propios latinoamericanos estudiaran sus respectivos países y no que vinieran de Europa o Estados Unidos a hacerlo. Expuso que uno de los momentos más difíciles de la expedición fue en Ecuador, durante el azote de dos terremotos, con una magnitud de 6,1 y 6,9, respectivamente y un saldo final de mil muertos, el más intenso de ese país hasta ese entonces. “Los troncos de los árboles sobre el río no dejaban avanzar la expedición y los cadáveres flotaban putrefactos en las aguas. El panorama era desolador”, rememoró el explorador. Graña González, también espeleólogo de vasta experiencia, reconoció el apoyo y acogidas recibidos durante toda la expedición por los gobiernos, comunidades aborígenes y la población en general. Como consta en el documental El explorador: “El Apasionante viaje reproduciría el camino ancestral de los indígenas de América del Sur a las Antillas y Cuba, hace tres mil años”. “La travesía en cinco rústicas canoas, fabricadas por los propios nativos de la región,  estuvo cubierta de grandes peligros, desde el enfrenamiento a hombres carentes de escrúpulos, disputas políticas entre países, hasta crecidas de ríos, vendavales, avalanchas de todo y terremotos”. En Cuba, parte importante de los documentos y objetos, resultados y empleados en la expedición, se encuentran expuestos en el Museo de la Fundación Antonio Núñez Jiménez en la Habana y en la filial de esta en Santi Spíritus, sitios donde además se exponen, respectivamente, las rústicas canoas Hatuey y Simón Bolívar, dos de las embarcaciones históricas que propiciaron la épica hazaña. Treinta años después, “En canoa del Amazonas al Caribe”, continúa siendo referencia obligada para los estudios de las ciencias naturales y antropo-biológicas.  Los resultados de esta icónica expedición, se incorporaron a las investigaciones científicas de más de una decena de disciplinas relacionadas con dichas ciencias en toda la región, –ya   fuera en forma de textos, fotografía y documentales audiovisuales, pinturas y dibujos; también en colecciones naturales u objetuales– lo  cual significó una riqueza incalculable de conocimientos. La visita y presentación testimonial de este relevante hombre de ciencias en Camagüey, al cual se le entregó un Reconocimiento Especial por su activa y profunda vida científica, no sólo despertó la curiosidad de grandes y chicos quienes formularon interesantes preguntas al célebre protagonista; también prepara el camino para otros trabajos colaborativos entre instituciones locales y la Fundación Antonio Núñez Jiménez, a favor de los estudios naturales y de la promoción y formación de una cultura de naturaleza. Leer en ingles Says Cuban expert that issuance of the Amazon to the Caribbean joined Latin American and Caribbean scientists Camagüey, Cuba, Sep 12 .- The expedition of the Amazon to the Caribbean managed to unite for the first time some 400 scientists from the region with the Bolivarian spirit, said in the city of Camagüey, the Doctor of Sciences Ángel Graña González, Vice President of the Foundation Antonio Núñez Jimenez of Nature and Man. To give the lecture In a canoe from the Amazon to the Caribbean: 30 years later and now, organized by the Ignacio Agramonte Provincial Museum and the headquarters of the Caguayo Foundation in Camagüey, on the occasion of the closing of the Day of ecology and arts which began on June 5, Graña said the trip was conceived, organized and directed by the Doctor in Sciences Antonio Núñez Jiménez, where he toured 20 countries of Latin America and the Caribbean. Explorers jump-started by “jungle, rivers, seas and Islands in a crusade to rediscover with their own eyes, which until then had been largely made researchers, mainly from Europe”, said Graña before the attentive audience consisting of adults and children, and recalled that the Jiménez Núñez assessed the feat as the first experience of the Bolivarian union. The expedition was carried out between March 2, 1987 and June 28, 1988, with the entrance to Havana Bay, within the celebrations for the 500th anniversary of the arrival of the Spaniards in America and the interdisciplinary participation of researchers from Ecuador, Peru, Colombia, Brazil, Venezuela, Dominican Republic, Puerto Rico and Cuba, among others. Ángel Graña González, who is also the director of the Museum of the Foundation Antonio Núñez Jiménez, recalled that the expedition ended with a symposium in San Salvador after 17 thousand 422 kilometers and have visited 20 countries, and before their departure from the island the 16 Cuban explorers were dismissed by the historical leader of the Revolution, Fidel Castro Ruz. The prominent geographer noted, also, that for a year, men and women from over 20 nationalities toured rivers, tributaries of the Amazon and all the Caribbean Sea documenting the cultural consequences and the impact on the environment to 500 years of Spanish conquest. He emphasized that when it began to take shape the expedition the situation in Latin America was very different, because there were no leaders like Evo Morales and Hugo Chávez, Rafael Correa. He said that Núñez Jiménez wanted that the same Latin Americans explore their respective countries and not that they came from Europe or the United States to do so. He explained that one of the most difficult moments of the expedition was in Ecuador, during the scourge of two earthquakes with a magnitude of 6.1 and 6.9 degrees on the Richter scale, respectively, and a final balance of thousand dead, the most intense in that country until then. “The trunks of the trees on the river left no advance the expedition and corpses floated rotten in the waters. The picture was heartbreaking”, he recalled the explorer. Graña González, also experienced speleologist, acknowledged the support and welcome received during the entire expedition by Governments, Aboriginal communities and the population in general. As recorded in the documentary The Explorer, “the exciting journey would reproduce the ancient road of the indigenous people of South America to the Antilles and Cuba, three thousand years ago”. “The crossing in five rustic canoe – manufactured by the same natives of the region – was covered with great dangers from facing men devoid of scruples and political disputes between countries to floods of rivers, blizzards, avalanches of all and earthquakes”. In Cuba, an important part of the documents and objects resulted and used in the expedition are exposed in the Museum of the Foundation Antonio Núñez Jiménez in Havana and in the subsidiary of the Sancti Spíritus, sites where also are displayed, respectively, in the rustic canoes Hatuey and Simón Bolívar, two historic ships that brought the epic feat. Thirty years later, En a canoe from the Amazon to the Caribbean continues to be reference for studies of natural and anthropologic-biologic sciences. The results of this iconic expedition were incorporated into scientific investigations of more than one dozen disciplines related to life sciences in the region – whether in the form of text, photography and audiovisual documentaries, paintings and drawings; also in natural or object – collections, which meant an invaluable wealth of knowledge. The visit and testimonial presentation of this important man of science in Camaguey, who received a special recognition for his active and deep scientific life, not only aroused the curiosity of young and old, who made interesting questions to the famous protagonist, it also prepares the way for other collaborative works between local institutions and the Foundation Antonio Núñez Jiménez in favor of natural studies and the promotion and formation of a culture of nature. (Translated by Linet Acuña Quilez)
Los momentos más difíciles de la expedición fueron cuando Ecuador fue azotado por dos terremotos
Los momentos más difíciles de la expedición fueron cuando Ecuador fue azotado por dos terremotos
Vicepresidente de la Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre
Vicepresidente de la Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre
Los exploradores echaron a andar por selvas ríos, mares e islas
Los exploradores echaron a andar por selvas ríos, mares e islas
Conferencia 30 AÑOS DESPUES Y AHORA
Conferencia 30 AÑOS DESPUES Y AHORA
Distingue la consagración de Ángel Graña González
Distingue la consagración de Ángel Graña González
Ángel Graña González entrega premios a los ganadores del concurso de fotografia de naturaleza
Ángel Graña González entrega premios a los ganadores del concurso de fotografia de naturaleza
Ángel Graña González con familiares de Nuñez Jimenez y participantes en su conferencia
Ángel Graña González con familiares de Nuñez Jimenez y participantes en su conferencia
Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.