Subrayan en Camagüey vigencia de aportes de Finlay contra el mosquito Aedes aegypti

María del Carmen Pontón, directora de la Casa Museo Carlos J. Finlay y la joven especialista Rosa María Lacaba Yrahola

María del Carmen Pontón, directora de la Casa Museo Carlos J. Finlay y la joven especialista Rosa María Lacaba Yrahola

Texto y fotos Lázaro David Najarro Pujol

Camagüey, Cuba, 12 agos.-Las investigaciones y aportes epidemiológicos del científico cubano Carlos J. Finlay Barrés cobran en  la actualidad una vigencia notable en la campaña mundial contra la propagación del Aedes aegypti, principal transmisor del zika, el dengue y  chikungunya.

Así atestiguó la master en ciencias María del Carmen Pontón, directora de la Casa Museo Carlos J. Finlay, en la ciudad de Camagüey, cuyo centro histórico es Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Aclaró que las revelaciones de Finlay, no solo se centraron al descubrimiento del agente transmisor de la Fiebre Amarrilla y la epidemiología sino también a otras aristas de la sabiduría médica.

El inminente científico camagüeyano aborda en su época la problemática del mosquito transmisor de la Fiebre Amarilla y, a muchos, puede sorprender de que el uso del petróleo para combatir el vector, no sea solo algo de la actualidad.

Desde que Finlay comienza su estudió, afirmó, demuestra  la eficacia entonces de la forma de la eliminación del mosquito con el empleo del petróleo en la fumigación.

Si nos remitimos al tomo III de sus Obras Completas, en las páginas 84 y 85 el  médico epidemiólogo aborda el uso del petróleo en la lucha contra lo que es hoy el Aedes aegypti, principal transmisor del zika, el dengue y la chikungunya.

Además, apuntó, existen elementos bastante comunes en la teoría del más notable de los científicos cubanos y lo que realiza en la actualidad en el tratamiento a los pacientes que contraen la enfermad.

En tanto la especialista Rosa María Lacaba Yrahola rememoró la teoría de Finlay cuando planteó que “las larvas de los mosquitos pueden ser destruidas en las lagunas, en los charcos, en las letrinas, en los sumideros, en las cloacas, y en todas las otras aguas estancadas en que puedan desarrollarse…”.

Finlay proponía en su época el “uso metódico del permanganato de potasa o de otra sustancia semejante, a fin de disminuir de este modo el número de los mosquitos;  pero el punto esencial consiste en evitar que los mosquitos piquen a los individuos atacados de fiebre amarilla”.

El científico sugería “fabricarse hospitales bien ventilados en terrenos altos procurando que no existan aguas estacadas ni pantanos en su vecindad; las puertas y ventanas deberán cubrirse con tela metálica…”

La joven especialista señaló que desde 1899 Finlay planteó que el petróleo para destruir las larvas y humos de piretrum para destruir el insecto alado. De igual forma instaba a la formación de brigadas contra los mosquitos y “sus cuadrillas para colocar los bastidores de las telas metálicas en cada una de las puertas y ventanas de cuarto de los enfermos”.

Cada 3 de diciembre se celebra el “Día de la Medicina Latinoamericana” en homenaje al natalicio de Carlos J. Finlay, considerado el más grande científico cubano de todos los tiempos.

Obras Completas, en las página 84

Obras Completas, en las página 84

Obras Completas,  página 85

Obras Completas, página 85

objetls de la epoca de Carlos J. Finlay Barrés

objetos de la epoca de Carlos J. Finlay Barrés

Carlos J. Finlay Barrés

Carlos J. Finlay Barrés.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.