Filme camagüeyano impactó en Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano

Algunos integrantes del elenco.

Algunos integrantes del elenco.

 “Y cuando llegaban las escenas de tensión dramática, ¡allá iba la gente a llorar, incluyendo a los hombres, jóvenes y viejos”

Texto y foto Lázaro David Najarro Pujol

Camagüey, Cuba, 14 dic.- Con gran impacto y prologados aplausos del publico fue estrenado en la 39 edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, en La Habana, el largometraje La Hoja de la Caleta rodado en el municipio camagüeyano de Santa Cruz del Sur, reveló en esta ciudad el guionista del filme Pavel Alejandro Barrios Sosa.

Al cine, Acapulco, en la capital cubana, acudieron alrededor de 200 personas , muchas de ellas conmovidas por el contenido de ese audiovisual dirigido por Mirtha González y la co-dirección de Jorge Campanería.

Barrio Sosa reveló  que nunca me había sentido tan emocionado y puntualizó que “realmente la magia del cine existe” y añadió que a la mayoría de quienes asistieron al estreno la trama le tocó el corazón y eso es lo más importante, porque La Hoja de la Caleta es una historia de Amor, pero en tres  perspectivas diferentes.

Expuso que en la película esta presente “el amor que ese padre (uno de los personajes), siente por su hijo, pero que por cuestiones socioculturales no encuentra la manera de entregárselo a su hijo”

También, el amor de la madre que quiere darle a su hijo lo mejor, incluso cuando no lo tenga, por eso decide salir del país y sacrificarse para garantizarle a su hijo lo que ella cree que es lo mejor, como muestra de su Amor.

Por último el filme refleja, la historia de Amor de ese niño que pese a vivir con tanto miedo, rudezas y  sentimientos de culpa, ama a su padre y a su madre, y comienza a querer  a la maestra, esa joven que intenta comprenderlo y apoyarlo, el Amor de ese niño por su ideal de familia unida es el que le impide elegir entre  su padre y su madre.

El guionista Pavel Alejandro Barrios Sosa enfatizó que la película duró 78 minutos y que fueron78 minutos “ en los que el silencio atroz se podía cortar con un cuchillo en aquel cine, tal era la atención y la expectación del público. Y cuando llegaban las escenas de tensión dramática, ¡allá iba la gente a llorar, incluyendo a los hombres, jóvenes y viejos”.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.