Hombre de corazón sencillo (III)

Por Lázaro David Najarro Pujol

Camagüey, Cuba.-Recordé al instante a Máximo Steere del Pino [[1]], cuando leí por primera vez aquel memorable discurso pronunciado por el Comandante Ernesto Che Guevara en la Plenaria Azucarera en Camagüey, en el que hacia referencia a cómo debía ser el hombre del futuro: “… tendrá que ser de corazón tan sencillo como el hombre de hoy… ”

Lamentablemente no lo pude conocer en vida, sino a través de las anécdotas de los compañeros que junto a él se adentraron en el maravilloso universo de las inventivas. Era un hombre de una actitud extraordinaria, de hablar pausado. Se desempeñó como asesor técnico de la actual Empresa Constructora de bombas de agua “Alejandro Arias” de Camagüey, perteneciente al Ministerio de la Industria Sidero-Mecánica. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios