Develada en Camagüey escultura a figura distintiva de la cultura universal

escultura-monumentaria-a-la-poetisa-camagueyana-gertrudis-gomez-de-avellaneda

Texto y fotos Lázaro David Najarro Pujol

Camagüey, Cuba,  1ro oct.- Una escultura monumentaria a la poetisa camagüeyana Gertrudis Gómez de Avellaneda fue develada esta noche en la calle que lleva su nombre en esta ciudad cubana, cuyo centro histórico es Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La obra “La  Tula” fue fundida en bronce por la institución Caguayo, de Santiago de Cuba y mide 2.20 metros de altura. Se erigió además sobre un pedestal que alude a las clásicas columnas dóricas.

El monumento forma parte de la reanimación de la calle Avellaneda, una de las vías principales de la urbe, en cuya entrada se encuentra la escultura que perpetuará la memoria de una de las precursoras de la novela hispanoamericana.

premio-nacional-de-historia-elda-cento-gomezA decir de la Premio Nacional de Historia, Elda Cento en las palabras de revelación de la estatua “es una de las voces más alta de la cultura cubana, de la cultura hispanoamericana y posiblemente sea la voz más alta del siglo XIX de la cultura y de las letras de nuestro pais”

La efigie es de la autoría del artista Sergio Roque Ruano, nacido en Camagüey y que reside en Matanzas. Fue emplazada a pocos metros de la casa natal de la Avellaneda y del teatro que se honra con el nombre de quien se convirtió en autora de novelas atrevidas y poemas exaltados que le dieron temprano prestigio.

Roque explicó que tras investigar la vida y obra de la poetisa, surgió la idea de trabajar en un proyecto que resaltara la figura de una mujer que se adelantó a su tiempo.

Indicó que durante muchos años, cuando estudiaba Cultura monumentaria en la entonces Unión Soviética, presentó varios bocetos.

Añadió que la escultura es una figura femenina que tiene una mano apretando un libro contra el pecho, y la otra la extiende, como queriendo dar de sí misma.

La efigie muestra a la Avellaneda erguida, levantando un pie, a punto de dar un paso, vistiendo una túnica propia de su época.

Se trata, de acuerdo con Roque, de una representación de la personalidad de una figura de extraordinaria dimensión nacional y universal como la Tula.

Conocida además como La Peregrina, por su difícil andar por el mundo, la Avellaneda nació el 23 de marzo de 1814 en Santa María del Puerto del Príncipe, hoy Camagüey, y falleció en España el 1 de febrero de 1873, adonde había viajado en 1836 con su familia y residió más de la mitad de su vida.

 

momentos-en-que-se-devela-la-estatua-a-la-avellaneda

fue-emplazada-a-pocos-metros-de-la-casa-natal-de-la-avellaneda

el-autor-junto-a-familiares-y-el-director-de-la-oficina-del-historiador-de-la-ciudad-de-camaguey

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s