Rodrick Dixon Gently: un artista universal desde el municipio camagüeyano de Vertientes

Texto y fotos Lázaro David Najarro Pujol

Camagüey, 21 de sep.- La Distinción Fidelio Ponce de León Por la Obra de la Vida constituye el mayor estimulo a quienes sobresalen con una labor  de probada calidad, afirmó a esta publicación Celso Lázaro de Zayas Vázquez, presidente del Consejo Provincial de las Artes Plástica en Camagüey e integrante de la comisión que otorgó el importante reconocimiento al artista Rodrick Dixon Gently, de la filial agramontina de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Dixon Gently recibió el honroso reconocimiento en el contexto de la XXXI edición del Salón de Artes Visuales Fidelio Ponce de León 2019, desarrollado en la Ciudad de los Tinajones, del 18 al 21 de septiembre actual, en honor a quien sobresalió por poseer uno de los estilos e iconografía más singulares de su generación.

Zayas Vázquez puntualizó que Dixon, de padres jamaicanos,  tiene una amplísima obra y distingue como profesor de la Academia de Arte Vicentina de la Torres, mientras que el critico de arte  Juan Carlos Mejías Ruiz consideró que las pinturas, esculturas y cerámicas del creador reflejan una temática muy especifica vinculada a sus orígenes y al entorno donde vive.

Casi toda su obra refleja las tradiciones, leyendas y las historias que existen de sus ancestros, dijo el también investigador, quien abundó que en el barrio de Dixon residen muchos descendientes jamaicanos, sitio al que consideró como un nicho cultural.

“Rodrick Dixon Gently es un artista universal desde el municipio camagüeyano de Vertientes. Sus piezas están en diferentes países y reconocidas en publicaciones dentro y fuera de Cuba”, puntualizó Mejías Ruiz.

Dixon Gently confesó que constituyó una gran sorpresa al recibir la Distinción Fidelio Ponce Por la Obra de la Vida. “Fue una sorpresa. No lo esperaba, aunque mis lienzos, cerámicas y esculturas no las realizo para obtener premio, pero fue muy grato el reconocimiento”.

Recordó que desde 1982 comenzó a reflejar en su quehacer como artista, el entorno familiar y las vivencias de inmigrantes jamaicanos en Vertientes.

Expuso que los  protagonistas de sus lienzos, acrílicos, cerámicas y grabados salieron de los cuentos que le narraban sus padres cuando era un niño. Posteriormente investigó a esas figuras de leyendas. Los Doopis de Dixon son individuos reales que conoció pero inspirado en las leyendas jamaicanas.

Ellos, devenidos Doopis, regresan al continente africano tras su muerte.  Se trata del flautista, la señora que elaboraba dulces en su barrio, su padre el arriero, su mamá que fue fuente constante de iluminación y otras personas de su querido Vertientes, en el centro sur de Camagüey. Se fueron incorporando otros que surgieron de su imaginación, como Timothy, Micellin y los Ticolochis.

“A veces los nombres se repiten, pero responden a la transformación de los Doopis según la leyenda jamaicana. Yo los transfiguro en colores azules,  verdes y rojos. Nunca en tonos muy oscuros porque mis padres decían que esos  Doopis eran malos, mientras los brillantes eran dicharacheros, mujeriegos y traviesos”.

Señala que sus más de 37 años dedicados a las artes plásticas y profesor de la especialidad, acumula más de 800 pinturas, grabados, cerámicas  y dibujos que se exhiben en disímiles galerías en Cuba, América y Europa o están en manos de admiradores o coleccionistas.

El egresado en 1982 del Centro Nacional de Superación Profesional de la Enseñanza Artística de Ciudad Habana en las especialidades de pintura, escultura y dibujo, reveló que recientemente participó como exponente en un evento internacional de Arte en Francia, donde incursionó por primera vez con obras de cerámicas esmaltadas.

Dixon no se detiene en su quehacer creativo y actualmente trabaja en la continuidad de la serie Apolo, en su cuarta parte, en la que la leyenda de los Doopis, es más profunda. “Utilizaré una técnica con más colores y frescura. Los personajes serás jocosos, no serios como los anteriores”, explicó el artista.

Añade que los Doopis, estarán reflejados en sus nuevas pinturas, grabados, dibujos y cerámicas. Considera que ese colorido que tiene su composición está en correspondencia con las tonalidades y brillantez que proporciona el Caribe, especialmente el sol de Jamaica y Cuba.

Rememoró que se adentró en el universo de la cerámica a partir de la realización en la ciudad de Camagüey, del Simposio Internacional de la especialidad en el que asistía, como espectador, a conferencias, exposiciones y talleres.

“Entonces, añadió, comencé a llevar la pintura a una pieza tridimensional. Así comencé a hacer los primeros trabajos en cerámicas que yo mismo los quemaba en el horno, pero en la escuelas fue donde perfeccioné esa labor y logré las primeras piezas esmaltadas con figuras de los personajes de leyendas del Caribe”.

Anunció que trabaja en un proyecto contentivo de diferentes técnicas del grabado que se expondrá en el mes de marzo de 2020 en ocasión de los 41 años de vida artística y 67 cumpleaños.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .