SI NOS GUARECEMOS EN EL PESIMISMO FRACASAMOS

Lic. Martha Lidia Ferreira – 22 de junio de 2016

CHE_CONSIGNAPor definición,  el pesimismo es la tendencia a ver y juzgar las cosas en su aspecto más negativo, o más desfavorable. Tal vez a considerar la historia SIEMPRE fue así y, casi por Ley, así continuará. Un cuasi sinónimo de “no vale la pena” o “no te esfuerces que el resultado será igual de malo”…

Leído así, pareciera el más corto camino a declararnos fracasados, no sólo frente al enemigo de los intereses de las mayorías, sino a la magnitud del Poder de ese 1 % del Sector Financiero mundial, donde el dinero genera dinero, intentando ignorar la Producción y su Mercado (Interno o Externo) y saqueando Materia Prima de todas partes.

Esta Doctrina metafísica, opuesta absolutamente al Materialismo Histórico y Dialéctica Materialista, afirma que el mundo es irremisiblemente “malo” y, por consiguiente, todo en la naturaleza, y en la vida del hombre, tiende a la producción y conservación de lo peor de él, lo cual es absolutamente erróneo y alcanza, para verificarlo, con repasar la historia de la humanidad desde sus inicios, o bucear en nuestras propias historias familiares. Sin dudas es, sí, la que conviene adoptemos al enemigo común.

Recomiendo este Artículo, tal vez más didáctico, de lo que requiere lo que pretendo exponer: http://definicion.de/pesimismo/

El Imperialismo, definido como la Fase Superior del Capitalismo, donde predomina el Sector Financiero/Especulativo, es hoy el enemigo antagónico de TODA la humanidad del Planeta, nuestra casa, no sólo por la explotación del hombre por el hombre sino, también, por la destrucción del medio ambiente, tan cual es imprescindible para nuestra supervivencia. Antagónico es una Categoría Dialéctica que indica que su única forma de superarlo es rompiendo esa unidad temporal. Vencer o morir.

Los pueblos sólo necesitamos paz para crecer, producir con la lógica del necesario consumo, educarnos para avanzar en creatividad sustentable para la vida de todos, y conservar una calidad de vida que sostenga esos objetivos. TODO lo demás llega por añadidura.

Ser “pobre” o “rico” es una Categoría tan cargada de subjetivismo, y connotaciones extrañas a nuestros intereses, como olvidar no importa el Salario en sí sino su vínculo REAL con la Capacidad Adquisitiva del mismo.

En medio de este inmenso “bosque” (el único real que va subsistiendo!) de SOBREINFORMACIÓN de verdades ocultas, o dichas a medias, tergiversadas, montajes descarados y subestimantes de la capacidad de los pueblos, de omisiones e inventos, todos convenientes a intereses muy ajenos a nuestra clase trabajadora, tendemos a extraviarnos. Es casi normal que así sea, aunque repudiable aceptarlo como algo “sin remedio”. Hay mucha Ciencia y Técnica, hoy día, “disparando” en ese sentido. NO podemos ignorarlo y simplemente “patear al caído”, olvidandándonos de la identificación del verdadero enemigo y sus armas…

La contradicción está instalada entre la realidad y la fantasía creada para alienarnos, alejarnos de nuestro propio YO, y el aberrante hecho de que nos identifiquemos con el opresor. Una cosa es aspirar a vivir mejor, porque las manos son nuestras y nuestro lo que nos den, aunque sin hacerlo a expensas de nadie, y otra considerar, siquiera, poseemos la misma realidad y, consecuentemente, iguales intereses. Ahí debemos retroceder y recomenzar el análisis desde cero: NUNCA puedo coincidir con el saqueador, explotador, genocida, ni en intereses, objetivos, ni en métodos. La clase media y el lumpen proletario, cuando poseen en forma real o fantasiosa, están mejor posesionados, se confunden, vacilan, aúnan intereses con su explotador. El error se paga muy caro, al corroborar objetivos muy diferentes.

Los pueblos resisten como pueden, en las condiciones que tienen, y pagan su precio en vidas, exilios, desarraigos y torturas varias, en las cuales no me regodeo para evitar el “amarillismo”. Sensacionalismo, tendencia de algunos medios informativos a presentar las noticias destacando sus aspectos más llamativos a sus intereses, aunque sean secundarios o falsos, con el fin político/comercial de provocar asombro o escándalo, la mayoría de las veces para “tapar” aquello que lesiona directamente los derechos de los pueblos.

No se me ocurre escribir sobre el tema sino cuando leo a diario noticias del Poder, por sus distintos carriles, y respuestas del ciudadano trabajador, de ese denominado “de a pie”, creyendo ver en ello un desesperado intento de perpetuarse de los primeros y un “pesimismo a regañadientes”, aunque aún combativo, de parte nuestra, de los pueblos cada día más marginados y reducidos a casi nada…Se respira un salto cualitativo en la capacidad de respuesta inmediata aunque el carácter pareciera más DEFENSIVO que de pasar de una buena vez a la OFENSIVA.

Guarecerse: Buscar u obtener amparo o protección contra algún mal o peligro. Ponerse a salvo de un peligro o penalidad, en un lugar. NO existe tal lugar, en cambio podemos generar FORMAS de protección.

El Imperialismo nos intenta imponer “su” Agenda diaria.

La información es un derecho y un deber!!! Pero la veraz, NO la que se usa como arma de destrucción masiva para dar paso a injerencias e invasiones, empobrecimiento, saqueo y destrucción de culturas.

No debiéramos internalizar TODO lo que nos dicen y menos transformarnos en repetidoras con aquel encuadre de:

-“De dónde sacaste eso”

– “Lo vi en la TV y leí en los Diarios y Redes”. Eso pertenece a un pasado de oscurantismo que, gracias a nuestras luchas, intentamos superar a diario. TODO un Poder al servicio de la alienación nos hace sorprendernos, respecto a amigos y enemigos a cada momento. No es malo el televisor, ni los Diarios o Periódicos, no corrompe la Internet. Lo ajeno a nuestros objetivos son sus contenidos y objetivos a los que se dirigen. Los pueblos debemos crear, difundir, visibilizar nuestra propia Agenda, en todos los órdenes, apegados a valores diferentes.

Debemos aprender a verificar, a usar nuestro sentido común, apegados a la realidad que palpamos, nuestra cabeza NO la de otros, a producir y no ser sólo consumidores.

Nuestra mayor debilidad, y esto es una subjetiva consideración, es ir perdiendo la “iniciativa política” e ir detrás de cualquier tipo de acusación, justificando o dando explicaciones, en el peor de los casos transitar el camino de “tomar distancia” y caer en la indiferencia, o marginarse de la lucha cotidiana del que continúa explotado, hambriento, enfermo, desposeído, exiliado, marginado paulatino de todo, GUARECIÉNDONOS en cada una de nuestras casas creyéndonos es, sin duda, “un lugar seguro”… Se parece mucho al “no te metas” o “algo habrá hecho”… de la Dictadura. Sin duda, un enorme retroceso ideológico que, por lo menos, amerita intentemos no suceda. No tenemos derecho!

Ya no existe espacio, en el silencio obligado y asumido, en la omisión premeditada, para todos aquellos CREADORES que calladamente avanzan: no son NOTICIA! Trabajadores, médicos, maestros, gente de la cultura, científicos, inventores, madres y padres, abuelos, que ganan batallas diarias en sus particulares formas. Sólo la muerte es NOTICIA…

Perdemos tiempos preciosos de avance en Organización, debate, crítica y autocrítica, formación organizativa, política e ideológica, conformar Objetivos de tiempo/espacio suficientemente sustentables para Tácticas y Estrategias imprescindibles, en optimizar fuerzas y ahorrar vidas… Rebelarnos, como pueblo es nuestro derecho ante una violencia de parte del Poder, que no sólo acaba con nosotros sino que lesiona generaciones futuras. O nos unimos y organizamos o nuestros propios hijos serán acusadores de nuestros errores de omisión.

No podemos desperdiciar nuestro tiempo en “atajar golpes” y, mientras los esperamos, descansamos. Debemos estar preparados para el próximo, de antemano, porque sabemos sobrevendrá.

LABELLAYLABESTIA_PALESTINA_2El Imperialismo no descansa mientras exista, nosotros tampoco. Su miedo se transmite al pueblo, como siempre a lo largo de la historia, a través de la represión.

Sepamos, de una buena vez, el PODER está en el pueblo, en su trabajo e intelecto creativo, en el fruto de sus manos y sudor, en sus Organizaciones y entramado social, no sólo defensivas sino de prevención y ataque, en todas sus formas.

Buscar información fidedigna, hacer trabajos de recopilación, asegurar información y esperarlos… En lugares de trabajo, barrios, lugares de Estudio, ciudades, países, en el internacionalismo real de los pueblos, donde nadie se una a la derecha para decir al pueblo que “se merece lo que le sucede”, sin caer en la cuenta a ellos ya les sucede lo mismo pero no lo han sabido ver.

Este es un llamado a la humanización del hombre, al derecho a sus sueños y a sus formas de resguardar lo conseguido y conquistar lo que falta, sin morir en el intento.

Las únicas Revoluciones que triunfaron fueron las que se prepararon para la VICTORIA!

 

Anuncios

One Comment on “SI NOS GUARECEMOS EN EL PESIMISMO FRACASAMOS”

  1. […] a través de SI NOS GUARECEMOS EN EL PESIMISMO FRACASAMOS — Camaguebaxcuba, Blog del Periodista y Escritor Lá… […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s