Hospital pediátrico provincial camagüeyano nuevamente ha quedado muy bien

Ese edificio circular era, ha sido y será parte de la historia de este Camagüey

Texto y fotos Lázaro D. Najarro Pujol
Camagüey, Cuba, 6 mar.- Luego de unos cinco años de labores de remozamiento, ampliación y reparaciones capitales el Hospital Pediátrico Provincial “Eduardo Agramonte Piña” en esta ciudad se moderniza y recobra su esplendor, con el concurso de más de 50 entidades e instituciones.

Manfredo Milián Mora, director de la brigada número dos de la Empresa Constructora de Obra de Ingeniería número 15 expuso que se trabajó detalladamente tanto en los exteriores como en los interiores de esa instalación del Ministerio de Salud Pública en Camagüey que se encontraban muy deteriorados.
Esta mansión de arquitectura colonia es una de las áreas más bellas del Hospital Pediátrico Provincial “Eduardo Agramonte Piña”
Con una inversión de más de 5 millones de pesos en monedas nacional y convertible todas las salas del fueron remozadas, entre las que resaltan la de neonatología y salud mental infantil.
La mansión de arquitectura colonial, enfatizó, es una de las áreas más bellas del inmueble tras una reparación capital, con la participación también de especialistas de la Oficina del Historiador de la Ciudad.
Sala de Salud mental Hospital Pediátrico Provincial “Eduardo Agramonte Piña”
Ese edificio circular era, ha sido y será parte de la historia del Camagüey y donde alguien pensó que dejaría de existir hoy está totalmente remozado, afirmo Milián Mora.
A partir de agosto de 2015 se intensificaron las principales labores de remozamiento de ese centro hospitalario camagüeyano.
Con 32 especialidades médicas el Hospital Pediátrico Provincial está en condiciones de mejorar aun más los servicios y atender a pacientes de Ciego de Ávila, Las Tunas y de otras provincias orientales.
Consta en la historia que al cesar la dominación española en 1889, y con el comienzo de la primera intervención norteamericana en 1900, Camagüey registraba un deteriorado sistema sanitario.
En 1907 existía una quinta de salud, que fue bautizada con el nombre “La Purísima Concepción”, propiedad de la Colonia Española.
En tanto en 1968 se convierte en hospital pediátrico, mientras que en 1974 toma el nombre del patriota camagüeyano, Eduardo Agramonte Piña, participante en la guerra de liberación del siglo XIX.
Con instalaciones con más de 100 años de vida tras su reapertura el 4 de marzo de este años, camagüeyanos recordaron las palabras del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, cuando en 1981 tras recorrer las obras de construcción de la sala de terapia intensiva expresó: “ ¡Va a quedar muy bien!”.
Y tres décadas después el Hospital Pediátrico Provincial “Eduardo Agramonte Piña”, parafraseado aquella afirmación de Fidel, nuevamente ha quedado muy bien.
Edificio patrimonial recuperado del Hospital Pediátrico Provincial “Eduardo Agramonte Piña”
Edificio administrativo del Hospital Pediátrico Provincial “Eduardo Agramonte Piña”
Y tres décadas después el Hospital Pediátrico Provincial “Eduardo Agramonte Piña”, parafraseado aquella afirmación de Fidel, nuevamente ha quedado muy bien.
Una de las fuentes del Hospital Pediátrico Provincial “Eduardo Agramonte Piña”
Otra vista del  área administrativa del Hospital Pediátrico Provincial “Eduardo Agramonte Piña”

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s