Proyecto pictórico camagüeyano perpetúa a grandes de la cultura cubana

paisajista Rene de la Torre departe con espectadores

Texto y fotos Lázaro David Najarro Pujol
Camagüey, Cuba, 21 dic.- Grandes personalidades de la cultura cubana perpetúa el proyecto pictórico Maderos y Efigies, del artista camagüeyano de la Plástica Osmany Varona González, que se expone hoy en esta ciudad.

La Galería Julián Morales, de la filial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Camagüey, acoge hasta finales de enero una colección de doce lienzos a gran formato de Varona González.

Resaltan seis cuadros de diferentes facetas de la primera poetisa romántica hispanoamericana, Gertrudis Gómez de Avellaneda.

Los restantes retratos eternizan importantes figuras que han desfilado por la sala del Teatro Avellaneda, entre ellos los músicos Ernesto Sixto de la Asunción Lecuona Casado y Bartolomé Maximiliano Moré Gutiérrez, Benny Moré.

Se rinde homenaje también a Ignacio Jacinto Villa y Fernández, Bola de Nieve; Rita Aurelia Fulceda Montaner Facenda, Rita Montaner, y la cantante Rosalía Palet Bonavia, Rosita Fornés, entre otros artistas.
Rita Aurelia Fulceda Montaner Facenda. Acrilico-lienzo. 135 x 90 cm. 1915

El curador y crítico de arte Pavel Alejandro Barrios opinó que los retratos del autor “conviven con la superposición o implantación del paisaje dentro de sus cuerpos, o sería mejor decir, sus evocaciones al retrato sostienen las alusiones paisajistas”

En Maderos y Efigies el artista se hace acompañar con obras de sus dos maestros: Lorenzo Linares Duque, considerado por la crítica como gran académico del retrato y René de la Torre Aguilar, especialista del paisaje y, de esta manera, los adiciona al agasajo.

Varona González ha sabido fusionar y reinterpretar, de una manera personalísima, los presupuestos de dos géneros convencionales de las artes plásticas y replantearlos desde estrategias representacionales muy contemporáneas y originales apuntó Barrios en sus palabras al catálogo.

El especialista consideró que el resultado podría entenderse como un proceso de síntesis dotado de cierto lirismo y simbolismo.

Añadió que Varona González, comenzó reflejando la naturaleza boscosa en pleno crecimiento, en movimiento perpetuo dentro de figuras humanas que danzaban, muy teatralmente, a manera de divinidades de la fertilidad y la natura.

Concluyó que en Maderos y Efigies el artista llega a “una visualidad en la que ese paisajismo contenido en los cuerpos, se alude por una sinécdoque visual: el tronco del árbol, o la textura ilusoria de la madera”.

El destino final de la obra del creador es ambientar el Teatro Avellaneda, en esta comarca de pastores y sombreros, a decir del Poeta Nacional de Cuba, Nicolás Guillén, cuyo segmento más antiguo es Patrimonio Cultural de la Humanidad.
Gertrudis Gómez de Avellaneda 2. Acrilico-lienzo. 135 x 90 cm. 1915
Gertrudis Gómez de Avellaneda 1. Acrilico-lienzo. 135 x 90 cm. 1915
Gertrudis Gómez de Avellaneda 3. Acrilico-lienzo. 135 x 90 cm. 1915
Gertrudis Gómez de Avellaneda. Acrilico-lienzo. 135 x 90 cm. 1915 (2)
Bartolomé Maximiliano Moré Guitierrez (Benny Moré). Acrilico-lienzo. 135 x 90 cm. 1915
Ernesto Sixto de la Asunción Lecuona Casado. Acrilico-lienzo. 135 x 90 cm. 1915
Ignacio Jacinto Villa y Fernández (Bola de Nieve). Acrilico-lienzo. 135 x 90 cm. 1915

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s