Gertrudis Gómez de Avellaneda, precursora de la novela hispanoamericana

Texto y fotos Lázaro David Najarro Pujol *

Gertrudios Gómez de Avellaneda- Fotocopia Lázaro David NajarroCamagüey, Cuba (PL) La poetisa cubana Gertrudis Gómez de Avellaneda sobresale en el universo de las letras por su versatilidad y por ser una de las precursoras de la novela en Hispanoamérica, en el siglo XIX.
Nacida el 23 de marzo de 1814 en Santa María del Puerto del Príncipe, hoy Camagüey -a unos 570 kilómetros al este de La Habana-, con motivo del bicentenario de su natalicio se le rinde homenaje en Cuba, España y Estados Unidos.

Con la reedición de sus más importantes obras literarias, conferencias y ensayos de personalidades, programas de recordación de instituciones con diversas actividades se le rindió homenaje en Cuba, según confirmaron miembros de la Comisión Nacional Organizadora.

Odalys Calderín, directora de la Editorial Ácana, de Camagüey, informó que la institución se sumó al homenaje con la publicación del libro La Avellaneda en su bicentenario, de Luis Álvarez y Olga García, un acercamiento a dos aristas poco analizadas de la escritora: su teatro y libros de viajes.

VIGENCIA DE SU OBRA

Luis Álvarez, quien es poeta, crítico e investigador cubano, Doctor en Ciencias, explicó que no se pretende recordar a la primera poetisa romántica hispanoamericana solo desde el ámbito literario, sino también como una figura de extraordinaria dimensión nacional y universal que se adelantó a su época.

Muchos intelectuales coinciden que la obra de la poetisa mantiene su vigencia entre ellos el Premio Nacional de Literatura (2000), Antón Arrufat, quien argumentó que esa dimensión está bien justificada porque su obra a pesar del paso de los años aún despierta interés entre los lectores.

En el siglo XIX, su influencia en la literatura cubana fue gigantesca y es considerada como una de las precursoras de la novela hispanoamericana, expresó. La novela Dos mujeres tiene que ver algo con los tres amores de la Avellaneda y existe una influencia de ella en el modernismo cubano y latinoamericano.

La investigadora cubana Olga García apuntó que detrás de la mujer que se impone por su carácter y por la fuerza de su personalidad, hay otros perfiles: la amante no correspondida, la que no logra alcanzar la condición de madre, entre otras tensiones.

DOCUMENTOS HISTÓRICOS VALIOSOS
En primer plano Casa natal de la Avellenda, Cuba

Conocida por Tula, devino autora de novelas atrevidas y poemas exaltados que le dieron temprano prestigio.

El alma noble y desinteresada que amó el bien y la virtud, a decir de la Mary Cruz, tuvo siempre una posición de franco acercamiento, recordación, nostalgia y amor por Cuba y su tierra camagüeyana, manifestados a lo largo de su vida y reflejado en toda su obra.

El crítico de arte Jorge Santos precisó que desde 1914 se realizan gestiones infructuosas para cumplir la voluntad de la autora de la novela Sab, de que sus restos reposen en tierras camagüeyana, junto con los de su esposo Domingo Verdugo.

Esa voluntad está reflejada en la protocolización del testamento de Gertrudis Gómez de Avellaneda ante el notario Antonio Carlos Rodríguez, fechado el 11 de enero de 1864.

En ese anhelo por lograr que los restos de la escritora camagüeyana descansen en la tierra que la vio nacer profundiza la investigación La Peregrina. Un siglo de anhelado regreso, del escritor Humberto Rodríguez, de gran significación como documento histórico y literario.

Rodríguez apeló a un número importante de textos históricos para su estudio e incluye el testamento en las páginas su libro, el cual deviene otro homenaje más a esta mujer, quien antepuso su “fuerte carácter y la firmeza de sus principios y defendió con ardor inaudito lo que para ella representaba esa pasión que llevó por dentro: su cubanía”.

Lamentablemente esa voluntad siempre encontró la negativa de los descendientes de Domingo Verdugo.

A través de testimonios, artículos, poemas y documentos bibliográficos, la obra de Rodríguez constituye una prueba irrefutable del deseo de la poetisa camagüeyana de legar “a la tierra, de que fue formado, este mi cuerpo mortal”.

Entre muchos de los autores que daban por hecho el traslado de los restos de Tula a su Patria estaba Emilio Roig de Leuchsenring, quien en su artículo Glorifiquemos a Cuba glorificando a la Avellaneda, publicado en la revista carteles el 3 de abril de 1949 puntualizaba que:

Era hora ya de levantar en la isla ese monumento que “proclame perennemente que ella es, con palabras de Aramburu, las más grande entre las poetisas de todos los tiempos”.

ESCULTURA A TULA

La reanimación de la calle Avellaneda, una de las vías principales de la ciudad de Camagüey, se encuentra entre las acciones realizadas por el aniversario, y en las proximidades se prevé develar una escultura monumentaria de 2.20 metros de altura.

Será una obra de estilo clásico, en la cual la escritora tiene una mano apretando un libro contra el pecho, y la otra la extiende, como queriendo dar de sí misma.

La efigie -a pocos metros de su casa natal y del teatro que lleva su nombre- la mostrará erguida, levantando un pie, a punto de dar un paso, de seguir hacia delante, avanzando. Se presentará vestida con una túnica propia de su época y es de la autoría del artista Sergio Roque Ruano, nacido en Camagüey, quien reside actualmente en la occidental ciudad de Matanzas.

Diversos escritores destacaron la estampa de la Avellaneda, entre los que resalta Domingo Figarola, reconocido en Cuba como el verdadero maestro de los estudios bibliográficos, quien dijo: “Su voz era dulce y melodiosa, leía con mucho despejo, entonación y sentimiento, y estaba dotada de aquella mezcla de ternura y vehemencia de carácter propia de los espíritus nobles”.

La Avellaneda falleció en España el 1 de febrero de 1873, adonde había viajado en 1836 con su familia y donde residió más de la mitad de su vida.

*Corresponsal de Prensa Latina en la provincia cubana de Camagüey.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .