Destaca investigador camagüeyano resistencia indígena en el Nuevo Mundo

Con sombrero Benito Estrada

Texto y foto Lázaro David Najarro Pujol

 La certeza de que las poblaciones del Nuevo Mundo resistieron a los invasores españoles y en muchos casos les infligieron costosas derrotas, afirmó en la ciudad Camagüey el investigador y escritor Benito Estrada.

   En una conferencia  sobre tenacidad indígena en Cuba, el también vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Camagüey, a unos 570 kilómetros al este de La Habana, señaló que por mucho que los factores geográficos climáticos y psicobiológico sociales decidieran el carácter pacifico de nuestros indígenas, en esto no estuvo ausente la permanente rebeldía contra el conquistador.

   Estrada dijo el encuentro auspiciado por la UNEAC y la Casa de la Diversidad Cultural camagüeyana que estudios realizados en las últimas décadas del pasado siglo indicaban la supervivencia de sucesores indígenas en comunidades orientales, especialmente por Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Guáimaro y Najasa, estás últimas en Camaguey.

   Enfatizó que en la isla mestiza actual el ADN de nuestros primitivos se encuentra en considerable proporción.

   Explicó que el 28 de octubre de 1492 se verifica en Bariay cuando la llegada de los peninsulares a la ínsula, los “indígenas, ante las carabelas y los sofisticados invasores, tomaron el monte protector y más adelante el reto combativo, pese a la desigualdad técnica”.

   Disputó al  hiperbolizado indio de mansedumbre y benevolencia de los cristianos descritos por Cristóbal Colón, en Carta que el 15 de febrero de 1493 escribe en viaje de regreso a España y apuntó que el conquistador no dice del robo y las muertes que hicieron desde el primer día, ni de la oposición de los primitivos.

   El investigador cuestionó que si los indios eran tan mansos y los europeos tan benevolentes ¿cómo se explica la reacción contraria desde el 28 de octubre, comenzando por el abandono de sus moradas y el refugio en los montes?

   En una parte de su intervención Estrada profundizó que además de Caonao, ubicado en la parte norte del municipio Esmeralda, provincia de Camagüey, y los límites de Camagüey y Ciego de Ávila, existían por sus alrededores otros cacicazgos por sus alrededores.

   En la zona ocurrió una gran matanza por la tropa colonizadora, al mando de Pánfilo de Narváez, contra los indios.

  Según la referencia, abundó el sitio estaba integrado por más de tres mil aborígenes, esclavizados  mediante encomiendas, que constantemente huían a los montes hasta que en 1528 se produjo la sublevación consecuencia de una conspiración previa, un plan con su táctica bien elaborada.

   Amplió que la rebelión iniciada en Caonao se  extendió por toda la provincia, a la que consideró como la primera victoria armada de los primitivos cubanos contra los conquistadores.

 

 



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.