Chacumbeles, la triste historia de un cubano que llegó a ser famoso…

El circo Santos y Artigas. CUBA en la memoria

CHACUMBELE – ¡Hizo como Chacumbeles, él mismito se mató!

(Publicado por D. Jácome)

José Ramón Chacón Vélez nació el 9 de Noviembre de 1912 en el pueblo costero de Santa Cruz del Sur en la provincia de Camagüey. Su madre murió de parto y queda entonces solo con su padre. Se dedica a la pesca, oficio de su padre y de la mayoría de los hombres del pueblo. Cuando tenía 14 años pasa por Santa Cruz delSur un circo ambulante, una pequeña carpa con media docena de artistas, suficiente para que José Ramón se fascine con el arte del trapecio y comience a soñar con convertirse algún día en un trapecista famoso.

El 9 de Noviembre de 1932, cumple José Ramón 20 años, el poblado de Santa Cruz del Sur es literalmente borrado del mapa por un ciclón que trae consigo vientos de más de 250 Km. Un maremoto que sepulta totalmente la ciudad, sumergiéndola bajo agua y dejando miles de muertos. José Ramón logra salvarse, con su perra Lolita, trepándose a un enorme algarrobo que crecía en el patio de su humilde casa. Su padre muere y José Ramón emprende el largo viaje a La Habana, donde se busca la vida vendiendo flores en el Parque Central… pero de día consigue empleo de aprendiz de trapecista en el circo Santos y Artigas.

El “Circo Santos y Artigas” fue fundado en 1916 por los empresarios Pablo Santos y Jesús Artigas, quienes después de su paso como distribuidores y productores de películas en la isla a través de su “Compañía Cinematográfica Habanera”, optaron por dedicarse única y exclusivamente al circo y lograron hacer el mejor y más famoso espectáculo circense de la isla.

En ese momento, la estrella del Santos y Artigas era el gran trapecista polaco Bronislav Korchinsky, conocido como “El Gran Korchinsky”, de fama internacional, que tenía como pareja profesional a Ilona, “La Muñequita Húngara”.

José Ramón se integra a este equipo como discípulo de El Gran Korchinsky y muy pronto se revela como un gran y nuevo talento de los aires. Su inseparable perra Lolita, que lo acompaña desde Santa Cruz en su peregrinaje, demuestra tanto entusiasmo por la cuerda floja, que Korchinsky decide incluirla en el espectáculo. Es así como debuta José Ramón Chacón Vélez, quien ha escogido el nombre artístico de “Chacumbeles” (Chacón-Velez). El Intrépido Chacumbeles y Lolita la Perra Acróbata, llegan a ocupar un lugar de gran popularidad en el Santos y Artigas. Es primera vez que en Cuba se ve a una perra en la cuerda floja y también es la primera vez que un cubano logra hacer un salto triple sin red.

La racha de buena suerte llega a su máximo nivel cuando Korchinsky recibe una lucrativa oferta del empresario norteamericano Lee Shubert para trabajar en Estados Unidos y abandona Cuba, dejando a Chacumbeles como la máxima atracción del circo.

Además de su perra, ahora sus presentaciones incluyen también a Ilona, “La Muñequita Húngara”. Ilona Szabó, judía húngara, de belleza impactante, que había escapado al Nazismo, siendo amante de un empresario norteamericano. En un viaje de placer a La Habana el norteamericano la abandona, pero Ilona, que no temía a nada, retoma su profesión inicial de trapecista y decide probar suerte en Cuba. Y consigue empleo en el Santos y Artigas.

Chacumbeles se enamora perdidamente de ella y se convierte en su amante de turno. Comienzan un apasionado romance donde Ilona pone solamente su cuerpo, pero él puso también su alma. Muy pronto ella comienza a “necesitar” de una nueva aventura.

Harry Silver, “El Frenesí”, era un negro de Laurel, un pueblo en el estado de Mississippi que había venido a Cuba para escapar del racismo que existía en Estados Unidos, principalmente en el sur. El típico entertainer que cantaba, bailaba tap, tocaba el banjo y hacía malabarismos. Para esto último se quedaba en unas mallas carmesí, y las mujeres que iban al Santos y Artigas no les importaba ni el baile, ni el canto, ni el banjo. Iban a presenciar el vaivén de su descomunal hombría que parecía querer escapar de aquellas mallas. No tardó Ilona en convertirse en una de sus conquistas y empreder ambos una tumultuosa y sensual relación.

Un día estando Chacumbeles en la cuerda floja con Lolita, contempló desde los aires a Ilona y Harry devorándose a besos. Enloquecido y rabioso, Chacumbeles perdió el equilibrio y cayó al suelo aplastando a su perra Lolita, lo que salvó su vida, pero quedando con varias fracturas, las dos piernas rotas y un pulmón perforado por una costilla. Permaneció en el hospital seis largos meses y nunca más pudo retomar sus glorias pasadas. Había quedado cojo y sin fuerzas en las manos a consecuencia de la caída.

Ahora de nuevo Chacón Vélez, consigue trabajo en la policía patrullando el Parque Central. Estaba cojo, con el alma rota y sumido en una profunda depresión y una madrugada de Abril, se quitó la vida con su propio revólver de policía.

Ilona, poco después abandonó Cuba y haciendo caso omiso a los consejos de sus amigos marchó a Francia, donde fue presa y llevada al campo de concentración de Bergen Belsen, donde murió.

Harry Silver continuó en Cuba como todo un rey y unos años después decidió regresar a Laurel a ver por última vez a su madre enferma. Iba con el propósito de “cerrarle los ojos” y después regresar a su maravillosa vida de “Dios de Ébano” en Cuba. Pero olvidó que Mississippi no era La Habana y se atrevió a mirar con líbido a una mujer blanca. Esa misma noche el Ku Klux Klan lo sacó a golpes y patadas de su casa y al día siguiente amaneció colgado del más alto álamo de Laurel, Mississippi. Había sido castrado como advertencia a los negros del lugar.

En 1941 Chacumbeles pasó a la inmortalidad en una canción homónima, que suprime la ”s” final de su nombre, compuesta por Alejandro Mustelier y grabada por el Trío Servando Díaz en un disco de 78 rpm para la Victor.

…”Chacumbele ya se fue

Sin decir un adiós

Y por causa de tus celos

El mismito se mató…”


3 comentarios on “Chacumbeles, la triste historia de un cubano que llegó a ser famoso…”

  1. Orgelinda dice:

    Es muy triste y lamentable esta historia,, ojala que Chacumbeles encuentre la paz de su alma,, fue un gran hombre, y atraves de estos escrito que has publicado maestro Lazaro,, seguira siendo famoso..
    Las personas que hacen da)o, como llona, no se merecen nada,,.esas personas solo piensan en ellos mismo sin pensar que pasara con la otra persona,,,,
    Jose Ramon seguira siendo famoso, e importantes en la vida de ustedes los cubanos. recuerdelo siempre…

  2. angela cruz damian dice:

    Muy bonita historia pero muy triste


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .