Exposición artista camagüeyana caracteriza por simbolismo de discurso pictórico

La autora se propone personificar a la mujer cubanaGALERÍA DE FOTOS

Texto y fotos Lázaro D. Najarro P 

 Por un discurso pictórico lleno de símbolos y metáforas se distingue la exposición “La mujer sin prójimo”, de la Premio Unesco al Mejor Conjunto Escultórico Martha Jiménez, inaugurada en la ciudad de Camagüey. 

   En la muestra, en ocasión del Día de la Cultura Cubana -a celebrarse este 20 de octubre- las féminas de Jiménez viven sumergidas en un mundo en el que se puede comprender la complicada naturaleza de un ser al que el hombre prefiere amar o poseer, ya que no puede entender ni calcular.

   Las 13 serigrafías que integran el proyecto de artista cubana de la plástica, la podran visualizar visitantes nacionales y extranjeros en la Sala “La Nueva Musa” de la Biblioteca provincial “Julio Antonio Mella” de Camagüey, a unos 570 kilómetros al este de La Habana.

   La autora se propone personificar a la mujer cubana, que a decir del crítico de arte Pavel Alejandro Barrios, en la que está presente la mezcla de rasgos aindiados con indicios de mulatez, de mestizaje ternario: blanco, indio y negro.

    En esta propuesta de la también Premio de la Quinta edición del Simposio Internacional de terracota, Turquía, además la mujer, dijo Barrios, es “más esbelta, de cuello largo como señal de elegancia y de facciones más perfiladas. Pero no solo en su apariencia se centra el cambio”.

   Lo más importante lo lleva dentro y lo proyecta hacia fuera como la luz incandescente de un faro que guía y advierte, enfatizó.

   Enfatizó el especialista que en la mujer sin prójimo aparece asimismo la dama “autosuficiente que prescinde del hombre para sus juegos sexuales” y que es amante de sí misma, “con el cuerpo asaetado por un abrecaminos o garabato, como reiteración de sus prioridades o como símbolo de facilidades en su camino”.

   Considera Barrios que la creadora pretende reflejar un personaje femenino decidido a eliminar cualquier obstáculo que pueda limitarlo y dejar atrás la vida plagada de responsabilidades en la trasnochada máquina de coser.

   Las serigrafías presentan a una nueva Eva que “lleva atributos de auxilio en sus nuevas andanzas: la máscara no solo oculta la identidad, también permite la licencia de actuar sin responsabilidades, sin temores, y proyectar lo oculto de sus ambiciones…”

   De igual forma está reflejada la “dama santa, la santidad híbrida de una Virgen de la Caridad que renuncia a la carne de sus peces, y de una Santa Bárbara que decide cambiar la espada por el abrecaminos. Ya queda completo el perfil de la mujer sin prójimo”.

la creadora pretende reflejar un personaje femenino decidido a eliminar cualquier obstáculo que pueda limitarlo



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.