Resaltan en Camagüey importancia de conservar las raíces de los pueblos

Refirió al reflejo de la mujer cubana como tema en las obras de los pintores

Camagüey, Cuba, 28 sep (PL) Una conferencia vinculada a experiencias curatoriales, exposiciones internacionales y papel de la vanguardia cubana del siglo XX dictó  hoy en esta ciudad, a unos 570 kilómetros al este de La Habana, la Doctora en Historia del Arte Lliliam Llanes Godoy.

Llanes, resaltó la importancia de defender la tradición y las raíces de nuestros pueblos y conservar  la memoria histórica.

   La especialista, creador del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, de La Habana, destinado al estudio, investigación y promoción de las artes visuales contemporáneas, enfatizó sobre los aportes de los vanguardistas en la constitución de la modernidad en el arte cubano.

   Llanes, en el contexto de la XXVIII edición del Salón de Artes Visuales Fidelio Ponce de León que transcurre en esta ciudad, dictó una conferencia vinculada a sus experiencias curatoriales y exposiciones Internacionales con la vanguardia cubana del siglo XX.

   Quien por más de 15 años dirigió la organización de la Bienal de La Habana, explicó que el movimiento moderno tuvo su primera y más importante exposición en 1927 (las Artes Plásticas cubanas despuntan en el siglo XX con un panorama atado a la más rancia academia).

   La también profesora de la Universidad de La Habana mencionó entre los principales iniciadores del Movimiento Vanguardista a Eduardo Abela, Víctor Manuel, Antonio Gattorno y Carlos Enríquez, entre otros, que posteriormente se completa con René Portocarrero, Mariano Rodríguez, Fidelio Ponce…

  El tema y la cultura campesina predominaron, dijo, en la obra de muchos creadores de la época, y añadió que junto a esas expresiones comienza a crecer además, la modernidad en las obras sobre papel que “poseen una riqueza extraordinaria”.

   Destacó la pintura de Carlos Enrique (logra captar todo el encanto de la luz de la isla), e hizo énfasis en cuadros como Campesinos Felices y El rapto de las mulatas,  en esta última el creador toma un mito universal y lo lleva a las raíces cubanas (una de las primeras piezas que consigue la coherencia de los nuestro conocido y lo nuestro universal).

El rapto de las mulatas

   Defendió que el retrato que comenzó como algo experimental en Cuba,  se cristianizó “en un elemento de extraordinaria capacidad expresiva de los artistas”, en el que se introducen nuevos componentes y donde el autor intenta dar su personalidad.

  Refirió al reflejo de la mujer cubana como tema en las obras de los pintores en los primeros años de la República, por su papel en las luchas independentista, que expresaban otro tipo de belleza de las féminas.

ldn



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.