Deidades y raíces culturales africanas en piezas pictóricas camagüeyanas

artista camagüeyano de la plástica Roberto Brigido
Texto y foto Lázaro D. Najarro Pujol
Camagüey, Cuba, 21 ago (PL) Las raíces culturales heredadas del continente africano están manifiestas en la exposición personal de arte naif “Pequeña e interesante historia”, que desde hoy se muestra en la Galería Radiarte de esta ciudad del oriente cubano.
Está exhibición la componen 16 piezas del artista camagüeyano de la plástica Roberto Brigido (del proyecto Isabel de las Mercedes que agrupa a creadores de las artes visuales), mediante historias locales autenticas y frescas.
El conjunto pictórico, donde el protagonismo de la mujer y su quehacer cotidiano son el denominador común en el discurso estético, va uniendo el tema racial abordando la negritud como un eslabón dentro de un proceso necesario en la construcción de la nacionalidad cubana, apuntó el artista Eduardo Rosales.
Rosales opinó que las pinturas son plasmadas mediante el arte naif, considerado ingenuo y primitivo por su sencillez en el hacer, la transparencia en las historias contadas, la influencia y el reflejo tan directo del medio al que se esta expuesto.
La curadora de la muestra, la licenciada Daymaris Taboada, dijo a Prensa Latina que está presente el tratamiento de la mujer desde sus esencias cotidianas, sus labores diarias y la madre tierra, exteriorizados con colorido para hacer más atractivo cada cuadro.
La inauguración de la exposición se caracterizó por la integración de la plástica con la música bien lograda a través de los tres tambores del grupo Tumbatá, cultivador de la Rumba Guaguancó.
Dijo que el toque de deidades africanas contribuyó no solo con lo que pictóricamente reflejan los cuadros del artista, sino también la integración de ambas manifestaciones.
Abundó Taboada que la música reveló lo que expresan las pinturas y opinó que las deidades llegan con la herencia de la música y igualmente de la plástica.
Explicó que la obra transfiere además, la cultura culinaria y los utensilios de cocina, y tradiciones que se han perdido con el paso del tiempo.
En los lienzos muestran el aguardiente mezclado con la miel de abeja traído por los africanos a Cuba.
Precisamente, en el brindis de inauguración se sirvió en Güira o jícara esa bebida (conocido como Canchánchara), y que aún se prepara en Guantánamo y Trinidad, en el oriente y el centro de la isla, respectivamente.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .