La isla de mis recuerdos

Cocodrilo. Sur de la Isla de la Juventud

Fotos: Jorge Gutierrez y Lázaro David Najarro

El almirante Cristóbal Colon fue precisamente quien descubrió este territorio cuando realizaba su segundo viaje a la región, el 13 de junio de 1494. Se afirma que fue el sitio donde más tiempo permaneció durante sus viajes al nuevo continente y lo llamó San Juan Evangelista.

También se le conoce como Isla de las Cotorras. Este estaba entre sus primeros nombres en una época donde desde el siglo XVI y hasta el XVIII la ínsula sirvió de refugio a varias tripulaciones de piratas y corsarios, quienes, según la leyenda guardaron el producto de sus robos y fechorías en las cuevas de la isla y ha sido tomada como referencia por escritores y novelistas, surgiendo, así, otro de sus nombres el de la Isla del Tesoro.

Para los aborígenes, era simplemente Siguanea, mientras la denominación de Isla de Pinos es la más duradera, con un origen que se remonta a los pinares de la especie Caribbean que ocupa un área importante de la región. Posee espesos bosques tropicales donde se localizan iguanas de gran tamaño, jutías, palomas rabiche y puercos cimarrones, entre otras especies de animales”.

Rio las CasasIsla de la Juventud [1] es para muchos misterios y añoranzas. Se encuentra situada al sur de La Habana, a poco más de 100 kilómetros del Surgidero de Batabanó. Es la más grande ínsula de los 672 cayos e islotes que conforman el Archipiélago de los Canarreos. El baile típico de la región es el Sucu –Sucu, contagioso ritmo que reconoce como pionera a una mujer legendaria llamada Bruna Castillo. El Sucu –Sucu comenzó a gestarse por el año 1840 en la finca La Tumbita, muy cerca de lo que es hoy, La Fe.

La Isla está vinculada a leyendas, aventuras y tradiciones. Tiene unos 2 200 kilómetros cuadrados de superficie. Colón la denominó la Evangelista y su capital, Nueva Gerona, se fundó el 17 de diciembre de 1830, bajo el nombre de colonia Reina Amalia en honor a la entonces esposa del rey Fernando VII; posee una preservada arquitectura ecléctica, marcada por singulares detalles del neoclásico.

Bajo el régimen colonial, se le denominó la Isla de los Depositados, ya que allí cumplían condenas los que se oponían a la metrópoli.

El Héroe Nacional cubano José Martí tras realizar trabajo forzado en las Canteras de San Lázaro, se pudo librar de esa pesadilla como consecuencia de las gestiones realizadas por José María Sardá, un catalán muy amigo de su padre, quién a su vez era el propietario de la finca El Abra.  El apóstol de la independencia de Cuba tuvo un espacio en la finca colonial El Abra, sitio donde residió por corto tiempo. Aún se pueden apreciar algunos de sus objetos personales. El Abra, ubicada en una especie de hendidura en medio de dos de las lomas de la Sierra de las Casas, es una finca que muestra la vida y costumbres en las haciendas de la época.

En la Isla residen algunos familiares de la colonia japonesa que allí se asentó a inicios del siglo XX, considerada la segunda mayor de su tipo en el país. El mejor melón de agua de Cuba lo cultivan estos japoneses.

Isla de encantos 

The island of my memories
By David Lazarus Najarro Pujol
nueva-geronaCristóbal Colon was precisely who discovered this territory when it made his second trip to the region, 13 June 1494. It is claimed that it was the site where longer he stayed during his trips to the new continent and called it San Juan Evangelista.
Also referred to as island of the parrots. This was among their first names in an era where since the 16th century and until the 18th the insula served as refuge to several crews of pirates and Corsairs, who, according to legend saved the product of their robberies and misdeeds in the caves of the island and it has been taken as a reference by writers and novelists, emerging, thus, another of its names on treasure island.
For them Aboriginal, was simply Siguanea, while the denomination of island of pines is the more lasting, with an origin that is back to them pine of the species Caribbean that occupies an area important of the region. It has dense tropical forests are located where large iguanas, jutías, pigeons Laurel pigeon and pigs Maroons, among other species of animals”.
Isle of youth [1] is to many mysteries and yearnings. It is located south of Havana, little more than 100 kilometers from the Surgidero de Batabanó. It is the largest island of the 672 cays and islets that make up the archipelago of the Canarreos. The typical dance of the region is the Sucu – Sucu, contagious rhythm which recognizes as a pioneer to a legendary woman named Bruna Castle. Sucu – Sucu began to take shape by the year 1840 in the finca La Lekue, very close to what it is today, the faith.
The island is linked to legends, adventures and traditions. It has about 2 200 square kilometers of surface. Columbus called the Evangelist and its capital, Nueva Gerona, Queen Amalia was founded on December 17, 1830, under the name of Cologne in honor of the thenwife of King Fernando VII; It has a preserved eclectic architecture, marked by unique neo-classical details.
Under colonial rule, was called the island of the Fertiplus, since they were there convictions that were opposed to the metropolis.
The Cuban national hero José Martí after performing forced labour in quarries of San Lazaro, could get rid of this nightmare as a result of the efforts of José María Sardá, a catalan very close friend of his father, who in turn was the owner of finca El Abra. The Apostle of the independence of Cuba had a room in the colonial estate El Abra, site where he lived for a short time. Even some of their personal belongings can be seen. El Abra, located in a sort of recess in the middle of two of the hills of the Sierra de las Casas, is a property that shows the life and customs in the haciendas of the time.
On the island are some relatives of the Japanese colony who settled there at the beginning of the 20th century, considered to be the second largest of its kind in the country. These Japanese have cultivated the best watermelon of Cuba.

TEMAS RELACIONADOS

Nueva Excursión a la Isla del Tesoro: Una visión desde el siglo XXI

Rumbo a la Isla Azul

Nueva Gerona. Isla de la Juventud: Arquitectura sencilla y sus calles tapizadas de adoquines.

Playa Bibijagua: un encanto en el Mar

En el archipiélago de Los Canarreos: Los encantos del universo subacuatico de la Isla de la Juventud

Isla de la Juventud: paisaje mágico para la fotografía submarina ¿Imágenes descriptas en la novela La isla del tesoro?

Hotel Colony de la Isla de la Juventud: donde se aprecia las más fascinantes puestas del sol

En la Isla del Tesoro: Carapachibey… un pasadizo cilíndrico hacia el cielo/

De Cuba. Evangelina Cossío: Coraje y belleza

En la entonces Isla de Pinos: El Presidio Modelo y su comedor de los 3 mil

Notas:


[1] La Isla de mis recuerdos: Lázaro David Najarro Pujol: Revista Cultural Mira 2008. Pág. 13,14, 15

Anuncios

One Comment on “La isla de mis recuerdos”

  1. […] distintas formas: mediante el pájaro delator. Benito conoce de cabo a rabo las zonas de pesca de Isla de Pinos.–Pero a bordo del barco nosotros sabemos buscar las marcas pa’ localizar el pez, pero hay […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s