Rumbo a la Isla Azul

II

La Habana

Desde la Ciudad de La Habana partimos hacia el Surgidero de Batabanó buscando el suroeste. Recorremos un largo tramo de frondosa vegetación y maravillosos paisajes de grandes alamedas… Cincuenta y cinco minutos más tarde dejábamos a la izquierda el poblado de Batabanó.

Hicimos nuestra entrada a la pequeña comunidad pesquera, aún envuelta en los sonidos de una demarcación que estaba de fiesta; con plácidos olores a comidas marinas, a lechón asado y a cerveza. Percibimos la fragancia del mar, el efluvio de los barcos y la humedad características de las costas cenagosas. Todas estas emanaciones de las costas forman una gran armonía con las bellezas y encantos del Surgidero. La naturaleza ha favorecido sus terrenos comúnmente llanos y muy fértiles, con los ríos Santa Gertrudis, San Felipe, San Juan, Pacheco y Guanabo.

Transitamos lentamente por las calles del Surgidero. Apreciamos la emblemática iglesia desde donde se escuchaba el golpe suave del oleaje contra el espigón. El aire, fresco y agradable, rizaba las suaves olas que se deslizaban y besaban el espigón…

El viaje a la Isla de la Juventud es más fascinante por la vía marítima. Desde que arribamos al Surgidero de Batabanó, situado en la costa meridional de Cuba, percibimos el olor a mar, a barcos y a la humedad características de las costas cenagosas.

El Surgidero tiene una rica historia, como todos los poblados de pescadores de Cuba.

Cuenta que durante un caluroso día de junio de 1492, Cristóbal Colón navegó con las famosas carabelas hasta el entonces desconocido Golfo de Batabanó, indiscutible puente entre el Surgidero y la Isla de la Juventud.

El almirante observó una amplía población indígena amante de la caza y la pesca y que llamaban originariamente a estos parajes como Matamanó (como señal de perdón a los españoles para que no los mataran), aunque algunos estudiosos se inclinan por el nombre de Bataguanó, que significaba la residencia del Cacique…

Se afirma asimismo que esos habitantes eran experimentados agricultores y excelentes ceramistas. El Almirante Genovés admiró la verde vegetación compuesta generalmente por mangle rojo y una flora y una fauna muy virgen.

El puerto, fundando en 1688, ha tenido una marcada vinculación con los hechos históricos más importantes ocurridos en Cuba: la Guerra de 1868, las batallas libradas por el General Antonio Maceo, las consecuencias de la reconcentración de Weyler y las deportaciones hacia la Isla de Pino, de José Martí[1], Evangelina Cossio[2] y Fidel Castro[3], este último junto con los demás combatientes.

Despegamos del muelle trazando rumbo hacia Nueva Gerona, capital de Isla de Pinos, situada a 100 kilómetros de Batabanó.

Desde este puerto salen disímiles flotillas de barcos con destino a la Isla de la Juventud, Cayo Largo del Sur y el Golfo de Batabanó… Embarcaciones pesqueras, de pasajeros, cabotaje y de exploraciones marinas.

Se desarrolla en el área la extracción de la esponja y la captura de langosta, esta última denominada por sus atributos, características y propiedades como la Reina del Caribe o la Dama del Cristal.

Por doquier se puede observar, en el horizonte, las cayerías. De vez en cuando aparecen las balizas que guían el paso de las embarcaciones que se deslizan por las tranquilas aguas del Golfo de Batabanó.

Son de extrema belleza y magnitud los arrecifes de María la Gorda, Cayo Campo, Cayo Blanco, Diego Pérez, Thaelmann y el Anillo de Cazones.

El centro del golfo se nos presentaba bello con su aplanado fondo de lodo, que propicia una gran pluralidad de maravillosas especies y numerosa población de peces que coexisten en toda esa zona de arena y arcilla de poca profundidad, a tal magnitud que al bajar la marea los buques de mucho calado quedan atrapados en el puerto. En la medida que nos alejábamos de la costa, las cayerías iban desapareciendo de nuestra vista. La zona está compuesta por una parte de entero mar, hasta la plataforma insular, delimitada con una barrera de coral.

A través de la inmensidad de manglares se distinguían numerosos ríos y lagunas que desembocan en la costa.

Llama la atención la candidez conque se perciben los vientos de ese sur, como extraña combinación de leves brisas y vientos alisios. Generalmente una gran parte del año reina en la zona una excelente brisa, aunque no exento de los azotes de huracanes como el Gustav y el Ike que dejaron huellas en el Archipiélago de los Canarreos.

Reafirma la belleza originaria en esta esplendorosa extensión del Archipiélago de los Canarreos, la manifestación de pastos de Thalasia testudinum y pequeñas comunidades de Acropora, Milleporas o Diplorias. De igual forma en estos mares del sur es frecuente localizar el arrecife de Nirvana de gran belleza y prodigalidad.

Desde el Catamarán, a lo lejos, observamos los mogotes de la Isla. En casi dos horas de navegación entramos al río Las Casas[4], en Nueva Gerona.

TEMAS RELACIONADOS

Nueva Excursión a la Isla del Tesoro: Una visión desde el siglo XXI

Nueva Gerona. Isla de la Juventud: Arquitectura sencilla y sus calles tapizadas de adoquines.

En el archipiélago de Los Canarreos: Los encantos del universo subacuatico de la Isla de la Juventud

Isla de la Juventud: paisaje mágico para la fotografía submarina ¿Imágenes descriptas en la novela La isla del tesoro?

Hotel Colony de la Isla de la Juventud: donde se aprecia las más fascinantes puestas del sol

En la Isla del Tesoro: Carapachibey… un pasadizo cilíndrico hacia el cielo/

De Cuba. Evangelina Cossío: Coraje y belleza

En la entonces Isla de Pinos: El Presidio Modelo y su comedor de los 3 mil silencios

NOTAS


[1] José Martí es el Aposto de la independencia de Cuba. Su estancia en Isla de Pinos fue una valiosa experiencia que enriqueció su ideario y le ayudó a madurar y consolidar su personalidad.

[2] La camagüeyana Evangelina Cossío llegó a la Isla de Pinos en enero de 1896 en compañía de su padre Agustín, quien fue deportado por diez años a la ínsula acusado de conspirar contra la corona española. La joven tenía una marcada predilección militar y firmes ideas independentistas.

[3] Máximo líder de



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.