Apuntes para la Historia de Santa Cruz del Sur

Santa Cruz del Sur. Museo Municipal

Notas necesarias: del libro Sueños y turbonadas

En el año 1993, un viejo amigo, Pepelín Cañete Fonseca, me entregó una libreta con muchos apuntes que atesoran interesantes anécdotas de Santa Cruz del Sur y su gente. Los testimonios pudieron trascender en el tiempo como consecuencia de la preocupación de Pepelín que los guardó con esmero.

Entre ambos fuimos organizando los apuntes para tejer esta historia, una historia de sueños y turbonadas, enriquecida gracias a un paciente trabajo de investigación.

El poblado de Santa Cruz del Sur está ubicado a 80 kilómetros de la ciudad de Camagüey. Sus primeras comunidades de indígenas, por cierto muy atrasadas, se instalaron en el sureño territorio agramontino entre los siglos I y III de nuestra era. Llegaron, al parecer, desde el arco del Guacanayabo. Se dedicaban a la pesca, a la caza y trabajaban la concha y la piedra.[1]

Ya en los siglos XI y XII aparecieron en la región comunidades de cultura medianamente desarrollada: subtaínos, que también se consagraron para la pesca, la agricultura y la caza. Realiza ron, asimismo, labores con el barro y la piedra. Según algunos arqueólogos estos pobladores llegaron a la zona procedente de Venezuela, Nicaragua y Honduras y se establecieron en el sur del Camagüey.

Ernesto Tabío y Estrella Rey, en su libro Prehistoria de Cuba[2] afirman: “La llegada de los primeros grupos Sub-Taíno a Cuba se remonta a una antigüedad mucho mayor de lo que se creía hasta hace pocos años. Determinaciones radio carbónicas obtenidas por el Departamento de Antropología en un residuario del área de Banes, provincia de Oriente, han servido de base para hacer estimados que nos permiten indicar la posibilidad de que el arribo de esos aborígenes a nuestro país debe haber tenido lugar por el siglo VII de nuestra era.

 “[…] Los testimonios materiales del grupo cultural Sub-Taíno, muy abundantes, han sido colectados por los arqueólogos en casi toda la provincia de Oriente (provincias orientales), en diversas localidades de la de Camagüey, en algunos pocos sitios de Las Villas y, recientemente, en la de Matanzas”.

 En 1494 el almirante Cristóbal Colón, en su segundo viaje por el sur del archipiélago, denominó a estos hermosos parajes del sur de Camagüey, como los Jardines de la Reina, en honor a Isabel de Castilla, Reina de España.

En los siglos XVI y XVII, piratas, corsarios, bucaneros y aventureros crearon sus bases y fondeaderos en zonas próximas a la desembocadura del río Najasa. Además, los Jardines de la Reina se convirtieron en un perfecto refugio y parajes estratégicos que servían para el desembarco de las expediciones negreras.

Cien años más tardes los bucaneros establecieron contactos con los pobladores de tierra adentro. Intercambiaron productos y realizaron todo tipo de contrabando.

Jorge Juárez Cano, en su libro “Apuntes de Camagüey” plantea que “el 7 de mayo de 1583 el Ayuntamiento mercedó al vecino Alonso Juárez Figueroa, nieto de Vasco Porcallo de Figueroa el corral de Sabanalamar del Sur, actualmente correspondiente al término municipal de Santa Cruz del Sur…”[3]

Algunos historiadores dan como fecha de establecimiento, con carácter provisional, del poblado en 1804. En las proximidades de la costa, pescadores y carboneros construyeron sus viviendas.

Pero no es hasta el 9 de marzo de 1826 que se sabe de la villa de Santa Cruz del Sur, instalada en La Cañada, franja costera situada entre Punta de Bonito y el estero de La Calzada. “Se conoce por fin oficialmente el primer documento que relaciona la existencia de la villa de Santa Cruz del Sur”.[4]

En el libro La Provincia Heroica y Legendaria: Camagüey 1931 se asegura que[5]“aunque la existencia del poblado de Santa Cruz del Sur data de la segunda mitad del siglo XVIII, su verdadera importancia comercial y económica comienza cuando en 9 de marzo de 1826 comenzaron a llegar a dicho embarcadero y establecerse allí, los vecinos don Antonio Goicochea, Pascual Cibrían, Gregorio Quesada, Juan Elorriaga, Saturnino Carría, José Venecia, Antonio Vargas, Cambra y otros que son tronco de importantes familias…

“Don José Agustín Cisneros, Marques de Santa Lucia, y don Gregorio de Quesada, en 11 de octubre de 1843 hicieron donación de 30 caballerías de terreno para fomentar el pueblo…

“Su Ayuntamiento data de 1871 y fue su primer alcalde don Salvador Font…”.

Otras fuentes indican que fue en 1838, que Don Agustín Cisneros, primer Marqués de Santa Lucía, y Don Gregorio de Quesada, propietarios de la hacienda de Santa Cruz, otorgaron parte de sus tierras para el desarrollo del poblado, que ya poseía almacenes y muelles. Pero realmente en enero de ese año fue que se anunció en sesión celebrada por la Diputación Patriótica de la Ciudad de Puerto Príncipe, la voluntad de ceder 15 caballerías y no 30 caballerías que en 1843 donaron.

En 1838 residían en la comunidad 363 habitantes, de ellos 121 blancos. Se levantaron 5 casas de tejas y maderas y 99 de guano y yaguas. También existían numerosos botes, tres carretas, un coche, doce yuntas de bueyes, una taberna y dos tiendas. El poblado contaba con dos calles: La Principal o Marina, que corría paralela al litoral y la calle de “Atrás”.

El nombre parece tener su origen en el conocimiento que tenían los colonizadores de que al norte de la provincia, por Punta de Guincho, Cristóbal Colón había ubicado, durante la etapa del descubrimiento, una cruz. Se localizó de igual forma una aldea de carboneros en el mégano de la Cañada.

Había en el territorio numerosos ríos: Sevilla, Najasa, San Pedro, Guaicánamar, y muchos arroyos y esteros, entre estos últimos se incluyen: Guayabal, Cachimba, Junco, Santa Cruz y Manopla.

En 1842 el puerto fue declarado Ayudantía de Matrícula, se estableció el hospital militar y se le dotó, por primera vez, de una pequeña fuerza armada. Un año después, en 1843, se levanta una escuela y se inicia la construcción de la calzada principal. En ese mismo año un incendio destruyó varios inmuebles. En 1846 ya Santa Cruz tenía 86 casas de madera y 14 de embarrado, las restantes estaban forradas con yagua y techo de guano y la población se redujo a 258 habitantes y sólo 26 esclavos. En 1847 se terminó la iglesia. En ese mismo año desembarcó una expedición de negros bozales en el estero de Santo Domingo.

En el libro La Provincia Heroica y Legendaria: Camagüey 1931,[6] editado por La –Edited By The Cuba Atlas Company se afirma que “durante la revolución de 1851, acaudillada por Joaquín de Agüero y Agüero, Santa Cruz del Sur aportó hombres, armas y dinero a dicho movimiento, que fracasó, pero sembró la semilla de la rebelión entre el vecindario, que contribuyó heroicamente a las guerras de independencia con entusiasmo y generoso espíritus de sacrificio”.

El 1 de diciembre de 1851 se produce en Santa Cruz del Sur una sublevación de esclavos. Los alzados asaltaron el sitio de “Loreto” y el 27 la finca “San Bonifacio”, en Guaicánamar e hirieron gravemente a don Narciso Vasconcelos, siendo reprimidos por la fuerza pública y los vecinos del término.

El proyecto del ferrocarril Puerto Príncipe-Santa Cruz –iniciativa de Gaspar Betancourt Cisneros (El Lugareño)– data de 1849, como consecuencia de la importancia que iba adquiriendo el comercio, principalmente de cabotaje y, en 1871, se inaugura el Centro Telegráfico, en línea con la capital provincial. En esa etapa el poblado ya había crecido a 1 390 habitantes. En la década del 50 del siglo XIX la demarcación llegó a tener nueve trapiches azucareros.

Además, el ayuntamiento del sureño puerto marítimo había sido creado en ese mismo 1871, siendo su primer alcalde don Salvador Font, pero el 22 de agosto de ese propio año quedó suprimida esa forma de gobierno local.

También se plantea que como municipio fue fundado el 17 de marzo de 1871, según el acta constituyente.[7]

Para curar a los heridos insurrectos, en 1871, Rosa Castellanos Castellanos (Rosa la Bayamesa), preparó un hospital en una cueva de la loma de El Polvorín, en la serranía de Najasa, y en esas instalaciones, salvó muchas vidas como enfermera y comadrona.

Santa Cruz del Sur era un respetable puerto y cabeza de comandancia militar en la región. Por ese motivo el 26 de septiembre de 1873, el Mayor General Máximo Gómez, con la Brigada del sur y la Caballería del Camagüey, se reúne en Loreto, con las tropas de Las Villas, para ultimar detalles del ataque al poblado de Santa Cruz del Sur, el que se realiza el día 28 del propio mes.

La región fue escenario además, de una de las más importantes acciones del Ejército Libertador: En “La Sacra”, el 9 de noviembre de 1873, una fuerza de 300 mambises, al mando de Máximo Gómez, derrotó una columna integrada por 1 500 soldados españoles.

En la región nació, vivió y murió, el Comandante del Ejército Libertador, Aniceto Recio Pedroso, uno de los 35 jinetes de la caballería del Mayor General Ignacio Agramonte, que participó en el rescate de Julio Sanguily, el día 8 de octubre de 1871.

Tras el Pacto del Zanjón, el Generalísimo Máximo Gómez –después de sostener una entrevista con el general Martínez Campos, quien le solicitó que se quedara en la Isla– embarca por el  puerto de Santa Cruz del Sur, rumbo a Jamaica, el 5 de marzo de 1878, acompañado de un grupo de sus oficiales. (Hace escala en Manzanillo y Niquero).

Por Real Decreto del 9 de junio de 1878 se constituye el término municipal de Santa Cruz del Sur. Se promulgó también la nueva Ley Municipal creándose el cargo de Alcaldía urbana, sustituyéndose al Corregidor Militar. Se inició su aplicación el 1 de enero de 1879.

Al reiniciarse la campaña de 1895 Santa Cruz del Sur fue foco de resistencia. El 22 de septiembre de 1897 la tropa del coronel José González Catunga, entró en el poblado, por Playa Bonita, sin la necesidad de disparar un solo proyectil.

Concluida la guerra por la Independencia de Cuba, los mambises dejaron constituida en la comunidad, el 21 de octubre de 1898, la Asamblea Nacional de Representantes. Santa Cruz del Sur se convirtió hasta el 14 de noviembre en la capital de la República.

Como toda Cuba, el sureño territorio estuvo sumido, durante la etapa de la intervención norteamericana, en una situación económica muy tensa. No obstante, sus pobladores comenzaron a labrarse un porvenir.

El poblado tuvo la dicha de contar, a partir del 10 de enero de 1914, con el alumbrado público. Capitales extranjeros construyen, en 1921, el central Macareño (Haití) y en 1926 inicia su zafra azucarera el central Santa Marta (Cándido González).

Además, en 1923, se inició la construcción del ferrocarril Camagüey-Santa Cruz, el cual fue inaugurado el 14 de diciembre de 1923, mientras que la carretera se comenzó a ejecutar en ese propio año y fue terminada hasta 1932.[8]

El 9 de noviembre de 1932 el poblado de Santa Cruz del Sur fue azotado por un huracán de categoría 5 en la escala Saffir-Simpsom. Se destacó la actitud heroica de las tres telefonistas de la caseta de la Cuban Telephone Company.

Notas:


[1] Periódico Adelante: “Santa Cruz del Sur. Crónica Santacruceña”. Edición especial dedicada a la sede provincial por el 26 de Julio de 1989, p., 2.

[2] Ernesto Tabío y Estrella Rey Betancourt: Prehistoria de Cuba, Academia de Ciencias de Cuba, La Habana, 1966, p., 127.

[3]  Jorge Juárez Cano: Apuntes de Camagüey, Tomo Primero. Imprenta Popular, Camagüey, 1929, p., 32.

[4] Periódico Adelante: “Santa Cruz del Sur. Crónica Santacruceña.”. Edición especial dedicada a la sede provincial por el 26 de Julio de 1989, p., 2.

[5] La –Edited By The Cuba Atlas Company: “Santa Cruz del Sur. Historia del municipio”, en el libro La Provincia Heroica y Legendaria: Camagüey 1931. p. 258.

[6] La –Edited By The Cuba Atlas Company: “Santa Cruz del Sur. Historia del municipio”, en el libro La Provincia Heroica y Legendaria: Camagüey 1931, p. 258.

 [7] Ver en apéndice acta constituyente. Tomada de “Término municipal de Santa Cruz del Sur. La Primera organización civil santacruceña”: en Cuba Contemporánea: Camagüey-Oriente. Centro Editorial Panamericano, Habana, 15 de enero de 1944. (sin número de página)

 [8] En 1932 se terminó el Camino Real de Santa Cruz del Sur a Camagüey, que en época de lluvia era absolutamente intransitable.


4 comentarios on “Apuntes para la Historia de Santa Cruz del Sur”

  1. Meyquel García dice:

    No puedo negar la emocion que he sentido al leer estas líneas, realmente me hace recordar mucho mi Santa Cruz…
    Gracias Lazaro…

  2. […] Santa Cruz del Sur, mar 28.-Los 325 trabajadores de la unidad CULTISUR, en este camagüeyano municipio, entidad perteneciente al Grupo Empresarial para el Desarrollo del Camarón, “GEDECAM”, del Ministerio de la Industria Pesquera, están en condiciones de imponer un nuevo record histórico de captura ascendente en este año a 1500 toneladas.Será indispensable mantener una supervivencia mayor al 70 por ciento (se acumula 73 por ciento que significa una alta eficiencia de la larva que se depositan en los estanques). De enero a diciembre del pasado año esa forma productiva camagüeyana, fundada el 27 de diciembre de 1995, extrajo 1362 toneladas de Camarón de cultivo para romper el record histórico de captura registrado en 2008 ascendente a 1103 toneladas. Miguel Antonio Manso Díaz, jefe de producción de la unidad informó que CULTISUR se convirtió en el año 2015 en la mejor camaronera de Cuba al alcanzar indicadores de eficiencia muy buenos, presentar altos rendimientos por hectáreas y buen peso promedio. Además, el pasado año se computó un factor de conversión de 1,74 toneladas de pienso importado por tonelada de camarón y una supervivencia por encima del 70 por ciento. Afirmó que la camaronicultura goza de muy buena salud, porque cerraron el 2015 con resultados sobresalientes e iniciaron un 2016 muy bueno, al cumplir el plan del primer trimestre ascendente a 316 toneladas, mientras que en igual etapa del año pasado solo se consiguieron 75 toneladas. “Estamos seguros, expuso, que el plan de 1270 toneladas lo vamos a lograr porque la estrategia para el Programa de Desarrollo para la Camaronicultura 2012 – 2016 se ha ido alcanzando con dos años de antelación a lo previsto”. Consideró que los trabajadores de CULTISUR tienen una táctica definida y que “el compromiso moral de las 1500 toneladas, reitero, lo vamos a lograr y será una realidad de acuerdo con los resultados que estamos obteniendo”. Admitió que en 2014 fue un año malo en la exportación, pero que en 2015 se sobrecumplió y en el primer trimestre de 2016 alrededor del 80 por ciento de la producción se destinó al mercado internacional, aunque la planificación es del 70 por ciento para ese destino y se prioriza el mercado interno, especialmente las entidades del Ministerio de Turismo. Es un trabajo, arduo, complejo, técnico y de consagración. Laborar en condiciones adversas, bajo el fuerte sol y la plaga. “Lo que dejaste de hacer hoy no lo recupera mañana. Es de todos los días”. […]

  3. […] Santa Cruz del Sur, mar 28.-Los 325 trabajadores de la unidad CULTISUR, en este camagüeyano  municipio, entidad perteneciente al Grupo Empresarial para el Desarrollo del Camarón, “GEDECAM”, del Ministerio de la Industria Pesquera, están en condiciones de imponer un nuevo record histórico de captura ascendente en este año a 1500 toneladas. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.