EL CIRCO, ¿UN ARTE MENOR?

Por: Fesan Pérez Pérez*

Hace unos días, después de un spot de la televisión que promocionaba la realización de la 11na. Edición del Festival Internacional CIRCUBA 2012, entre los días 22 de agosto y 2 de septiembre, una persona que estaba en mi casa comentó que no iba a ver el circo porque era un arte menor.

Ahora, después de haber asistido a presenciar la inauguración de dicho evento en el Teatro Karl Marx, a los espectáculos A y B que se ofrecen diariamente en la Carpa Trompoloco, en los horarios de 4.00 y 8.30 pm respectivamente, así como al festival de Payasos Edwin Fernández in Memoriam, que se efectúa en el cine-teatro Miramar a las 11.00 am y a las 4.00 pm, me doy cuenta que es muy difícil ser artista de circo.

Ritmo, coordinación, baile, actuación, improvisación, fuerza, elasticidad, sincronización, concentración, equilibrio, son algunos de los elementos que debe reunir un artista de circo para que un número montado y ensayado por años, le funcione bien ante el público, lo que no es común reunir en el resto de las artes en tan breve lapso de tiempo.

Ardua tarea tendrá el prestigioso jurado que evalúa las obras para seleccionar los premios del concurso este año, pues participan excelentes propuestas de 16 países, aunque se lamenta mucho que los representantes de Estados Unidos no pudieron asistir porque su gobierno les negó el permiso correspondiente.

No obstante, no dudo que entre los premiados aparezcan algunos de los maravillosos números de equilibrio y fuerza que presentó la Compañía Troupe Jing Zhan de China, Marcus Penagus de México con su danza con hula hoop, Mariana Blanco y Nicolás Sandoval de Uruguay en telas áreas y mástil, las Boleadoras Argentinas, Brian Dresdner de Brasil o Jorge Perezoff de Cuba, ambos malabaristas, el dúo Bilanchia de Cuba en pulsadas o los también cubanos Ovarelys con su espectacular báscula acrobática y algunos de los payasos que tanto nos hicieron reír en cada una de las funciones.

Ni los cientos de personas que asisten diariamente a ver esos números, ni yo tenemos dudas de que el circo, NO ES UN ARTE MENOR. Todavía está usted a tiempo de ir a reconocer la calidad de cada uno de ellos y a apreciar un Festival que se ha convertido, por su calidad, en uno de los mejores del mundo. No pierda esa oportunidad.

 *Colaborador de varios blogs      

Dúo Bilanchia de Cuba en pulsadas


2 comentarios on “EL CIRCO, ¿UN ARTE MENOR?”

  1. N`Sambi dice:

    Triste, ciertamente es, que se pueda escuchar aún, semejantes comentarios de alguien calificar “arte menor” al circo, no sólo a su lado, sino en los estamentos más involucrados con las artes y la cultura en Colombia. Recientemente fue dejado sin ejecución un presupuesto para la primera filmación de un producto audiovisual en Bogotá, por considerar un jurado venido a la ocasión, (nada al contacto del sacrificio y tenaz trabajo de los artistas circenses en este país), por considerar de poca o nada de calidad los proyectos presentados y hace una salvedad del proyecto (no presencial) de la Circo para Todos, de Cali, aunque fuera exigencia del concurso la presentación en vivo de cada artista o grupo de estos.
    Ante los abatares diarios que se lidean en salas del Congreso y burocráticas oficinas del Ministerio de Cultura, no cabe más que opinar sobre este lastimero incidente que tantas oportunidades frustró para quienes vierten sus precarias economías en armar un número con el más decoroso vestuario y trabajo. Más, cuando este gobierno no siente el más mínimo interés por sacar un poquito de las arcas para apoyar una de las más milenarias artes de la humanidad.
    Sí, quisiera recordarle a su ocasional vecino de espectación en La Habana, que lo más encumbrado de aquella sociedad pero del siglo XVIII y así durante los siguientes siglos, tuvo el orgullo de visitar las compañías extranjeras que tomaban muy en serio la calificación que la prensa plana y público en general diera a sus espectáculos en Cuba, por ser este de selecto gusto y estética en el pronunciamiento, a la par y mejor en ocasiones que las mísmisimas sociedades europeas. Tal vez en otra ocasión le hablaríamos del orgullo que vistió el año 1800 en la capital de la mayor de las Antillas, cuando se inauguró el primer circo cubano en la Plaza de Marte. Pero ese pobre “crítico de las artes” (que subsisten hasta en puesto ministeriales) no ha estado en consonancia con el significado que tiene en este continente americano, decir: “soy artista circense de la Escuela Cubana”. Eso, per se, califica y dispone de un lugar seguro en una troupe de cualquier circo o espectáculo, pues Cuba es las pocas naciones que heredó las técnicas y estéticas de la llamada Escuela Rusa (antigua URSS), que la merita como la primogénita en sistematizar procesos educativos y multiformativos en circo del mundo contemporáneo. Habría que recordar también que la reina Catalina de Rusia, nada apreciadora de artes menores (que por demás eso no exíste) dispuso de su cultivado tiempo y finanzas para proyectarlo sobre el circo, como una de las herencias más refinadas de las culturas occidentales y orientales que detenta las naciones europeas.
    Por último, sería bueno ilustrarle que tal vez pudiera gozar del epíteto de arte mayor, en tanto es longevo y frisan sus anales con el surgimiento de las primeras obras literarias, óperas, teatro, pintura, escultura del llamado mundo antiguo, en todas las civilizaciones, cuyas imágenes de sus tiempos y glorias están avaladas con imágenes diversas del complejo simbólico que es el circo, al cual no se puede abordar con simpleza sino con un amplísimo instrumental teórico y de interpretación, pese la comunicación masiva e inmediata que logra en cualquier público, sin mediación de traducciones ni ser especializado en su apreciación.
    Es cuestión de ser humilde en la evaluación y ambicioso en el anhelo del conocimiento antes de la aventura de usar la palabra sin el sostén del diálogo que pueda desatar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .