Pablo en nada se parece a mí… Un canto al mundo para que los niños sean felices encierra un filme cuyo protagonista es un pionero camagüeyano.

Pablo fue rodado y editado totalmente en la ciudad de Camagüey.

 *Su hermano, Daniel Barcén Varona, de seis años, encarnó a Pablo cuando niño. Él y Javier fueron seleccionados por los realizadores, entre 400 niños y adolescentes, sin que supieran que eran hermanos.

 * Uno de los méritos de este drama es haberlo logrado con un equipo de profesionales y tecnología agramontinas. Con un guión de Yoel Ortega, a partir de la versión premiada en 2009 en la sección Haciendo Cine, de la Octava Muestra de Jóvenes Realizadores, auspiciada por el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos. Se trabajó a seis manos, pues además del propio Acosta, participaron la periodista Luisa Alejo y el director del filme.

 *El equipo de realización de la película laboró durante un año y seis meses.

Fuente: Pionero: Revista de los adolescentes cubanos. Fotos del autor

El primer largometraje cubano de ficción, de una hora y 30 minutos, centrado en la violencia intrafamiliar, ya es una realidad. Se llama Pablo, su director es Yosmani Acosta Martínez y su personaje central lo interpreta Javier Díaz Varona, pionero de 14 años, quien cursa el noveno grado en la Escuela Secundaria Básica Urbana Noel Fernández.

Para Javier, primera figura como bailarín y actor de la compañía infantil La Andariega, esta es su opera prima en un largometraje, aunque sí ha participado en cortos de ficción. Ahora, coincidentemente, encarna el papel de Pedro Pablo en una obra titulada Maria Botona. Él integra la compañía desde tercer grado.

 – Háblanos de la trama.

 Pablo es un niño que en los primeros años de su vida reside con su madre y su abuela. Su padre, Rogelio, (lo encarna el actor Omar Franco, muy conocido por su quehacer humorístico), nunca está presente. No se preocupa en lo absoluto por él. Pablo es tratado con mucho cariño hasta fallecen su madre y su abuela. Entonces, se ve obligado a vivir con el padre, quien lo obliga a robar, a dejar la escuela… Es una victima de su propio padre, un muchacho con mucha frustración, tenía sueños pero su padre se los estropeó. Es una historia de violencia física y también de palabras.

 – ¿Personificar un papel tan importante al lado de profesionales como Aramís Delgado y Omar Franco, constituyó un reto para ti?

 Realmente el reto fue muy grande, pero en la medida que comenzamos a trabajar formamos una relación que nos permitió enfrentarlo. Actuar con actores de tanta calidad me permitió asumir el rol, la ayuda de ambos fue clave. Esos vínculos se mantuvieron durante todo el rodaje, y aún continúa esa comunicación. Son excelentes personas y excelentes actores.

 – ¿Tiene algo que ver Pablo con tu vida personal?

 Ni en mi familia, ni entre mis compañeros de escuela he conocido algo igual. El personaje en nada tiene que ver con mi vida. En mi casa reina la armonía y el amor. No conozco la violencia en la casa ni en el barrio. La película lleva un gran mensaje a  quienes viven esa trágica situación. La violencia interfamiliar no conlleva a nada bueno, y los niños son los que más sufren, pues esas huellas repercutirán durante toda su vida. Es más efectiva utilizar la inteligencia, el amor. Las ideas son las que hacen triunfar a las personas.

 – ¿Estas satisfecho del personaje que asumiste?

 Actuar junto a profesionales de tanta calidad me permitió aprender mucho de ellos. Hice todo el esfuerzo para que mi actuación fuera creíble. Espero que el filme tenga éxito y guste a los espectadores, que su mensaje llegue a todos.

 – Indagué sobre tus resultados académicos y eres un excelente estudiante.

 Siempre me ha gustado estudiar y superarme. En séptimo grado terminé, en medio del rodaje de la película, con más de 97 puntos y en octavo con 97,16 de promedio. Ya me preparo para superar estos resultados este curso.

 – Algo más para los lectores

 Reitero que Pablo en nada se parece  a mí… Es como un traje que me lo ponía para actuar y al finalizar cada actuación me lo quitaba. Mi familia es muy feliz. Soy una persona muy feliz. Me entristece pensar que sí existen personas que practican la violencia en el seno familiar. Es mejor vivir en un ambiente de paz y armonía.

TEMA RELACIONADO

Pablo: un filme cubano de ficción… un drama social

Anuncios

One Comment on “Pablo en nada se parece a mí… Un canto al mundo para que los niños sean felices encierra un filme cuyo protagonista es un pionero camagüeyano.”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s