Nicolás Guillén: el Poeta del Son

GALERÍA DE FOTOS.- La trayectoria intelectual y revolucionaria, y el  pensamiento antiimperialista del Poeta Nacional de Cuba, Nicolás Guillén fue expuesta por el investigador  Humberto Rodríguez Manso, en una conferencia dictada en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en Camagüey, en el contexto del amplio programa de actividades por el aniversario 110 del natalicio del autor de Motivos de Son, entre otras obras literarias.

Con el titulo Entorno a los años juveniles del Poeta Nacional de Cuba, el también escritor expuso que Guillén, a quien las canas de venían de su juventud,   nació el 10 de julio de 1902 enla Ciudad de los Tinajones, a casi dos meses de la proclamación dela Seudo Republica, después que los imperialista escamotearon la verdadera independencia, burlándose de 30 años de lucha armada por conquistarla.

Manso profundizó en el Simposio Guillén entre nosotros, en la situación que  vivía el país en todos aquellos años de neololonia yanqui  y en el asesinato en marzo de 1917,  del padre del poeta,  el ex -senador liberal, Nicolás Guillén Urra, en aquella guerra civil entre liberales y conservadores. Una etapa de turbulencias políticas que ensangrentaron a Cuba, cuando el Ejercito Yanqui frustró el esfuerzo de miles de cubanos.

Dijo que mientras avanzaba la juventud de Guillén, asomaban sus primeras incursiones literarias, porque “sabía que iba a ser poeta, ya había escrito algunos versos con un evidente influjo de Zenea”, a decir del propio Nicolás.

Recordó que en la revista Alma Mater, dirigida por Julio Antonio Mella, Guillén publicó en 1922 uno de sus poemas, en tres sonetos para despedirse amargamente de las aulas universitarias enLa Habana, que reflejaba la atmósfera imperante en el país, y en su “estilo usa una ironía desgarradora y la angustia de su situación en ese momento, no obstante demuestra el domino de su técnica, su lírica y su instinto artístico inconfundible”. 

El investigador Rodríguez Manso explicó que Nicolás Guillén reconoce que el trabajo en la imprenta le sirvió para aprender un oficio y por medio de él, estudiar el bachillerato, base entonces de una carrera que en su caso, no pudo concluir,  pues a penas pasó del primer curso de derecho, lo cual le permitió encausar su vocación. 

El escritor Humberto Rodríguez Manso, a quien Benito Estrada consideró como uno de los mejores amigos del Poeta Nacional de Cuba,  profundizó en la labor periodística de Nicolás Guillén, especialmente en el Camagüeyano, donde dirigió una sección diaria con el titulo de “Pisto Manchego”, nombre que designa cierta comida de la mesa española: “La sección consistía  en mezclar los temas de la actualidad nacional o mundial con el anuncio de productos de consumo diario”. 

Explicó que en la “Elegía camagüeyana”, Guillen hace un recuento de su vida en su ciudad natal y resalta todo su amor por la familia, sus amigos y las calles de la ciudad que recorrió hasta que fue haciaLa Habana; “resume magistralmente todo cuanto hemos querido mostrar de su adolescencia y juventud”, y también los recuerdos de su padre. 

Rodríguez Manso evocó que el 20 de abril de 1930 aparecía en el Diario de la Marina, en el centro de una página titulada “Ideales de una raza”, y 8 poemas breves del Nicolás Guillén bajo el titulo “Motivos de Son”, que consideró como el inicio de su poesía negra y una incursión revolucionaria al tema poemático por su originalidad. 

Enfatizo que el intelectual  Regino Botti considero a Nicolás Guillén el Poeta del Son, de quien en octubre de 1931 comenzó a circular el libro “Songoro Cosongo”. Recordó que posteriormente, los poemas del Poeta Nacional abracarían temas de carácter social, político o simplemente humanos que afligían a Cuba en aquellos tiempos. 

El investigador en su conferencia Entorno a los años juveniles del Poeta Nacional de Cuba narró el encuentro sostenido en 1935 entre dos grandes de la poesía hispanoamericana: Nicolás Guillen y Rafael Alberti, al igual que con otras figuras de la intelectualidad mundial vinculadas con Guillen a lo largo de su vida, como Blas Roca, Alejo Carpentier, Emilio Roig, Raúl Roa, Rubén Martínez Villena, Pablo Neruda, Juan Marinello y García Lorca, este último lo conoció enLa Habana.


One Comment on “Nicolás Guillén: el Poeta del Son”

  1. […] que ensangrentaron a Cuba, cuando el Ejercito Yanqui frustró el esfuerzo de miles de cubanos. Ver + Tu voto:Comparte este texto en:Correo electrónicoFacebookTwitterImprimirMe gusta:Me gustaBe the […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.