Noticiario radiofónico: un generador de imágenes e imaginación

«…Las palabras deshonran cuando no llevan detrás un corazón limpio y entero. Las Palabras están de más, cuando no fundan, cuando no esclarecen, cuando no atraen, cuando no añaden».
José Martí

Del libro Manual teórico-práctico de Periodismo y realización radiofónico
LAS FUNCIONES de informar, educar, recrear, interesar, representar, estimular sentimientos, llamar a la reflexión y formar opinión, se refuerzan aún más con el empleo de la dramaturgia en un noticiero radiofónico, imprescindible para convertirlo también en un espacio versátil, ágil, y preciso… ¿Y que es la dramaturgia?

La dramaturgia es la organización de un relato significativo para ser representado a través de personajes o tipos [1]. Es la capacidad de expresar un mensaje de forma artística para alcanzar la premisa, el superobjetivo. Deben estar presentes las relaciones sociales, los sucesos, el ambiente, entre otros elementos.
«Dramaturgia es el arte de composición y representación en el escenario, de un drama. Algunas obras son escritas específicamente para su representación en el escenario, pero otras son adaptadas por un profesional, llamado dramaturgo. En un sentido amplio, la dramaturgia es dar forma a una historia de manera que pueda ser actuada. “La dramaturgia da a la obra y a la actuación una estructura. Más que un escrito propiamente dicho, el trabajo del dramaturgo puede ser definido como un diseño. Difiere de la literatura escrita común por ser más una estructuración de una historia de acuerdo con los elementos específicos del teatro». [2]
Según Gerardo Fernández García, son importantes tres términos que la dramaturgia hace suya: 1. Lo comprobable: Lo lógico, lo causal, lo inevitable, lo que tiene que ocurrir, lo que se puede probar. 2. Lo posible: Lo que puede pasar, pero no tiene que suceder necesariamente. Lo que no es imposible, lo casual. 3. Lo imposible: Lo que no puede acaecer, según la lógica de la realidad. Claro está que estos elementos están presentes, principalmente en una obra de ficción.
Pero me uno al criterio de que la dramaturgia no es solo exclusiva de las obras de ficción; el uso de la dramaturgia es también efectivo en la realización de un noticiero y, en general, en todo género periodístico, como generador de imágenes e imaginación en la mente de los oyentes.
«Las estructuras dramáticas –sintetiza Reinerio Flores Corbelle– son formas de organizar los elementos de que disponemos sobre uno o varios hechos para contar una historia, de manera que resulte lo suficientemente claro, coherente y lógica, que sea comprendida y funcione adecuadamente la formula o enseñanza de cualquier obra […].
«Alguna de estas estructuras nos permiten, además, un manejo de las intensidades dramáticas y niveles de expectativas, factor determinante para mantener el interés por lo que ocurre […] y por consiguiente que los mensajes contenidos en la historia sean comprendidos por los receptores». [3]
¿No es acaso la utilización de la yuxtaposición dialéctica en las informaciones un recurso de la dramaturgia? Es necesario examinar la relación que la noticia pudiera tener con diversos acontecimientos. En este sentido la utilización de la yuxtaposición le da una fuerza dramática a un espacio informativo mediante el contraste con otras noticias. También la yuxtaposición permite crear niveles de expectativa al radioyente e instar el interés en la emisión.
Pero además, para lograr en un noticiero radial una estructura dramática será imprescindible que estén presentes otros géneros periodísticos como la entrevista, la crónica, el comentario, el editorial, el reportaje…, que representan los elementos principales de apoyo y, que en algunos de estos géneros, están contenidos las grabaciones magnéticas o registros sonoros como elementos complementarios que enriquecen el potencial del lenguaje radiofónico.
«El montaje es muchas veces necesario porque el material grabado debe ser a menudo filtrado y limpiado. Si hemos realizado una entrevista, puede resultar necesario reducir el tiempo de duración, extrayendo los momentos fundamentales». [4]

Concepto de noticiario

«Todo es informable en un noticiero moderno y masivo, si se equilibran bien los tiempos y los temas».
López Vigil

UN NOTICIERO DE RADIO es un programa informativo de actualidad, exactitud, veracidad, credibilidad y objetivo en que prevalecen noticias interesantes, inteligibles y próximas al receptor, aunque también están presentes otros géneros periodísticos, efemérides, meteorología… Debe recurrirse a la reiteración lógica y creativa para que el oyente retenga el mensaje radiofónico en la memoria, ya que por su inmediatez es muy efímero.
José Ignacio López Vigil sustenta el criterio de que el mayor porcentaje del tiempo del noticiero estará ocupado, obviamente, por noticias.
«Notas simples, la mayoría de ellas. Todas ampliadas, documentales ilustrados. Notas provenientes de las más variadas fuentes y seleccionadas con criterio periodísticos de la proximidad. El noticiero, antes que otras funciones periodísticas, se dedica a informar». [5]
Pero además, un noticiero está conformado por una presentación, los titulares, la entrada y el desarrollo del texto, en él debe existir una coherencia temática lograda mediante la yuxtaposición de las noticias y una lectura clara y a la vez expresiva.  Debe tenerse en cuenta además:
• Estructura del espacio y definición de las líneas editoriales.
• El hilo narrativo, el tema que va a presentar en progresión dramática (interés creciente).
• Qué otras informaciones se van a promocionar con algún elemento atractivo.
• Balance geográfico.
• Diversidad de géneros periodísticos.
• Variedad de protagonistas: obreros, estudiantes, campesinos, técnicos…
• Yuxtaposición dialéctica en las informaciones.
El noticiero debe abrir con la noticia más importante, nacional, provincial o internacional (pertenezca a cualquier bloque), redactarse en forma de bloques con temas económicos, culturales, deportivos, meteorológicos. Se van transmitiendo según su prioridad y de forma clara y concisa. Consideramos, al igual que Vigil,  que con una información del estado del tiempo, según las circunstancia, se puede iniciar un noticiero, como ha ocurrido en Cuba en períodos de inundaciones, ciclones, huracanes y otros fenómenos climáticos.

La yuxtaposición dialéctica

«El montaje se puede definir como la yuxtaposición de todos los elementos que componen el lenguaje radiofónico, incorporando un ritmo a la acción […]»
Armand Balsebre

SEGÚN JOSEFA PÉREZ LLANES (Fefita) y Luis Pérez Delgado, existen 6 formas de emplear la yuxtaposición en un espacio informativo:
• Por secuencia lógica.
• Confirmación.
• Contraste.
• En función de la atención y la descarga emocional.
• Como hilo narrativo para programa informativo.
• Por inducción.
Es decir cada información contiene ideas independientes y su asimilación supone un esfuerzo de la atención del oyente.
Cuando un noticiero o programa emite 15 ó más informaciones, un número similar de veces se ha debido recurrir a la atención involuntaria del radioyente, lo cual cansa y agota a la audiencia. Por otro lado afecta la comprensión y memorización.
Es lógico yuxtaponer dos o más noticias de temas o zonas geográficas afines e incluso fuera del lugar que debería corresponder según su prominencia. Una información de otra se puede separar con golpes musicales o transiciones cortas, identificaciones del noticiero, spot…
En este sentido, cuando se cuenta con dos noticias: las medidas adoptadas en Santiago de Cuba y Camagüey por las intensas lluvias…, se pueden vincular, yuxtaponer: «Poner algo junto a otra cosa o inmediatamente a ella». [6] Es lo que los teóricos denominan yuxtaposición por confirmación. Es decir, utiliza el método de secuencia lógica, pero su intención no es la de ofrecer información en bloque, sino la de subrayar, abundar en determinado comunicado…
La información es de confirmación cuando se suceden informaciones que tiendan a redundar valores similares. Esta variante de yuxtaposición sirve para ratificar, reafirmar valoraciones sobre determinado suceso.
Mientras tanto, si una noticia tiene que ver con la retirada por el gobierno de Estados Unidos de la ayuda a decenas de miles de damnificados por el huracán Katrina, y la segunda sobre el ejemplo de la Mayor de las Antillas ante la ocurrencia de estos fenómenos climáticos, entonces la yuxtaposición es por contraste.
A través del contraste se puede lograr la sugerente asociación psicológica, de apoyo a la línea editorial de la emisora. Es otra forma de ejercer el criterio. No es necesario caer en análisis político, el oyente por si mismo saca las propias conclusiones.
Ejemplo de yuxtaposición por contraste
El gobierno de Estados Unidos retirará a decenas de miles de damnificados por el huracán Katrina la ayuda que les permitía disponer de un techo provisional, pese a que la inmensa mayoría NO ha podido reconstruir sus hogares, se informó hoy.
SONIDO: VIENTOS HURACANADOS SEGUNDO PLANO.  TRANSICIÓN CORTA
A pesar de que Cuba se encuentra directamente en la trayectoria de muchos huracanes, la pérdida de vidas es generalmente mínima, porque el gobierno organiza la evacuación ordenada y proporciona alojamiento de emergencia, se anunció en un comunicado difundido por la Organización de Naciones Unidas (ONU), que declaró esta operación como un modelo para la prevención de desastres.
Para cuestionar, poner en entredicho determinado mensaje que necesitamos emitir es vital recurrir a la yuxtaposición por inducción o persuasión: debe antecederse y sucederse por dos noticias, aunque no atiendan al mismo tema.
En este aspecto podemos yuxtaponer tres noticias: la guerra de Irak-donación de Estados Unidos a un país africano-la contaminación que provocan las industrias norteamericanas.
En la yuxtaposición en función de la atención o curiosidad las noticias calificadas de mediana intensidad pueden anteceder a ciertas informaciones sobre temas económicos u otros densos en los que se reclama mayor concentración del oyente, dado que este tipo de información tiene capacidad de aligerar la atmósfera creada.
Los programas informativos deben poner en la estructura un hilo conductor (yuxtaposición como hilo narrativo), que condicione expectativas para mantener la atención de los oyentes en todo el noticiero: se utiliza un tema de motivación, preferentemente de significación, interés o intensidad,  que se fragmenta a través del espacio, con promociones, torres de aviso…, y cuyo desenlace final logra aumentar la expectativa. Además consigue tres objetivos: la cohesión del espacio, la protección del resto de las informaciones —el escucha está motivado a seguir oyendo y así puede asimilar un mayor número de mensajes— y la redundancia del tema que se utiliza como hilo narrativo.
En nuestra redacción, algunos colegas incluyen la variante de la yuxtaposición  por analogía, que como el Diccionario de la Lengua Española [7] define: «Relación semejante entre cosas distintas […]. Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes […]. Semejanzas entre partes que en diversos organismos tienen una misma posición relativa y una función parecida, pero un origen diferente…»
López Vigil considera que los bloques de noticias en un programa no deben pasar de cuatro o cinco notas, «para no perder el ritmo del conjunto». Es decir la celebración del Día del Educador en varios municipios de la provincia…Con la yuxtaposición de esas informaciones nos permitirá mantener el interés de los oyentes y mayor comprensión.
Las noticias se van exponiendo según su importancia y jerarquía para «escalonar y relacionar las notas entre sí […] y así dar una coherencia interna al noticiero». [8]

Estructura circular

«Hay que acomodar el ritmo del noticiero al de la gente ».
López Vigil

APUNTA JOSÉ IGNACIO LÓPEZ VIGIL que estructura de los noticiarios es circular:

«La estructura de los noticieros es circular –apunta López Vigil—Todos, y especialmente los de larga duración, tienen algo de cinta sinfín, de vuelve y vuelve. Y es natural que así sea. Primero, por la oferta: no hay flujo informativo que aguante más de media hora brindando al público noticias fresca realmente importantes. Y segundo, por la demanda: cuando una persona se levanta y prende la radio, su mayor deseo es enterarse cuanto antes de lo que ha pasado en el mundo mientras él dormía. Si los noticieros fueran lineales y no circulares, si las noticias se dieran, como en el bolero, solamente una vez, nuestro radioescucha se vería obligado a acomodarse al ritmo de la radio para obtener una síntesis informativa completa. Lo estaríamos obligando a oírnos de cabo a rabo, cosa que en las agitadas mañanas de la vida moderna casi nadie hace.
«La cosa es al revés. Hay que acomodar el ritmo del noticiero al de la gente…» [9]
Aunque no lo considero así totalmente, para José Ignacio López Vigil, al ser la estructura de un noticiero circular, significa que «cada cierto tiempo deben repetirse las noticias más importantes».
El oyente necesita la reiteración, pero de una forma lógica creativa, que permita informar a quién no la ha escuchado y  actualizar al que sintonizó el programa desde su inicio.  Las noticias de alta intensidad se deben reiterar (de forma lógica y creativa), según sus trascendencia y «en dependencia de los hábitos» de la radio audiencia. En este aspecto sí coincidimos con López Vigil.
«No es lo mismo el ritmo matutino que el vespertino. Si hablamos de noticieros calientes, en las primeras horas de la mañana, no deberían pasar de 20 minutos para volver a los titulares, sin resumir las principales informaciones. Es el tiempo en que muchos ciudadanos y ciudadanas, agitados, se levantan, se alistan, toman el café de pie, mandan a los chicos a la escuela y en el minuto 19 ya están saliendo  al trabajo. En ese lapso, deben poder percatarse de lo que ha ocurrido en su país y en el mundo». [10]
Para mantener la curva de interés en un noticiero el guionista –en un párrafo breve– dará a conocer la información de más alta intensidad, anunciando que en minutos se ampliará.
En una de mis conferencias teóricas-prácticas una estudiante de periodismo me reclamó con justeza que por qué el noticiero provincial de Camagüey siempre se iniciaba con su presentación habitual y por qué no podía comenzar con la nota más importante como «buen aperitivo, incluso antes del saludo y la característica del noticiero» como sugiere Vigil.
No se debe abusar, pero siempre que la noticia, la crónica, la entrevista o el reportaje en cuestión lo requieran y tengan trascendencia, se puede recurrir a ese recurso radiofónico.
Los titulares

El mejor indicativo de que un medio comienza a pesar en la opinión pública es cuando lo citan otros medios.

JOSÉ IGNACIO López Vigil sugiere que un noticiero puede contar con una docena de titulares  como máximo, aunque diversos realizadores lo reducen a no más de cinco. Los titulares deben contener en una línea un extracto de la información, como propone Vigil: «Podemos también ensayar titulares de dos líneas. En la primera, va una frase de gancho, ingeniosa. La segunda, más sobria, concreta la información».
Como afirman algunos colegas el titular en una noticia se utiliza para designar los textos y diferenciarlo de otros que lo acompañan, mientras que Karl Büler agrega que las funciones lingüísticas de los títulos son tres: la expresiva, la apela¬tiva y la función informativa.
«Los titulares expresivos son los que tratan de expresar los sen¬timientos que la noticia va a suscitar en los destinatarios de la noticia. La función apela¬tiva, cuando los titulares se dirigen a reforzar o cambiar actitudes en los destinatarios. Por último tenemos la función informativa, cuando los titulares identifican una secuencia del acontecer, estos títulos aportan la información necesaria sobre la actualidad para que pueda comprenderse sin necesidad de añadir más información, tratan de ser autosuficientes. Los títulos informativos se aplican a los géneros informativos, mientras que los títulos expresi¬vos y apelativos se aplican a los géneros interpretativos y de opinión, estos títulos suelen ser propios de la prensa deportiva, de sucesos o del corazón, mientras que los títulos infor¬mativos son propios de la llamada prensa de calidad.
«Los títulos informativos nos informan de acontecimientos nuevos, por eso cabria suponer que la información que nos suministran es también nueva, sin embargo, en los titulares se pueden apreciar dos partes: la información temática que permite relacionar lo nuevo con lo ya sabido, y la información de actualidad o nueva…» [11]

Algunas técnicas a utilizar. Errores que se deben evitar

«No es lo mismo documentar una nota que disfrazar un documento».

Las técnicas a utilizar en un noticiero o programa informativo
Empleo de titulares con frases ingeniosas.
Uso de la técnica de la reiteración.
Uso de música que imprime drama y ritualidad.
Spot  de actualidad.
Reiteración de la hora cada tres minutos como máximo.
La emotividad del en vivo.
Los adelantos que preparan a la audiencia.
Implicación del receptor.
Reportajes, crónicas y entrevistas breves.
Encabezamientos atractivos.
Proximidad e interés del receptor.
Sonidos auténticos.
Frases de urgencia periodística.
Trabajar el noticiero con dos voces masculina y femenina.
Para los deportes y editoriales es aconsejable recurrir a voces especializadas.
Lograr la participación del público a través de encuestas o entrevistas que impriman colorido y variedad al noticiero.
Los temas relacionados con animales, ciencia, curiosidades, cultura, deportes… se recomiendan cada seis o siete minutos.
Errores que se deben evitar
En un noticiero o programa informativo se debe evitar:
• Hablar de lo que no se conoce.
• Salirse del tema.
• Utilizar pausa mayor a 2 segundos (Puede interpretarse como una interrupción de la comunicación)
• Ruidos no deseados.
• Decir un titular que luego, por falta de tiempo o descuido, no se trate.
• Inventar puentes artificiales. (Ejemplo: Y en otro orden de cosas… A propósito de la visita de Esteban Lazo… Y hablando de la proximidad del huracán Iván…
• Repetir los titulares tal como se anunciaron al principio (Al  reiterarlos, se pueden leer en diferente orden).
• Trabajos largos y monótonos.
• «Quemar» las voces de los locutores grabando géneros y spot que se transmitirán en el mismo noticiero.
Grabar entrevistas en segundo plano y con ruidos no deseados.

Notas:
[1] Fernández García, Gerardo: Dramaturgia. Método para escribir o analizar un guión dramatizado. Editorial Pablo de la Torriente. p.11
[2] web:http://es.wikipedia.org/wiki/Dramaturgia.
[3]Reinerio Flores Corbelle: Dramaturgia de la Información. Editorial Pablo de la Torriente Brau,  La Habana, 2006. pag, 26.
[4] Armand Balsebre; El Lenguaje radiofónico.
Html: http://html.rincondelvago.com
[5] José Ignacio López Vigil: Manuel urgente para radialistas apasionados. Editorial Pablo de la Torriente Brau, La Habana, 2000. pag, 175.
[6]Real Academia Española: Diccionario de la Lengua Española. Vigésima Segunda Edición. Madrid, 2001.pag, 2331.
[7] Ídem.
[8] José Ignacio López Vigil: Manuel urgente para radialistas apasionados. Editorial Pablo de la Torriente Brau, La Habana, 2000. pag, 176-177.
[9] José Ignacio López Vigil: Manuel urgente para radialistas apasionados. Editorial Pablo de la Torriente Brau, La Habana, 2000. Pág., 176.
[10] José Ignacio López Vigil: Manuel urgente para radialistas apasionados. Editorial Pablo de la Torriente Brau, La Habana, 2000. Pág., 177.
[11] Nuñez Ladevéze: Producción y realización periodísticas. El rincón del Vago. http://html.rincondelvago.com/produccion-y-realizacion-periodisticas.html


7 comentarios on “Noticiario radiofónico: un generador de imágenes e imaginación”

  1. Jorge Luis Torres Marrero dice:

    Profesor deja claro lo del noticiero, pero mi pregunta es se puede hacer con el máximo de calidad como exige el periodismo un buen reportaje de tres minutos y medio, recuerde que el noticiero es un programa que tiene sus características, recuerde que por ejemplo en Cienfuegos dura 30 minutos, y si se pasa de tres minutos rompe los esquemas, eso es lo que hablan los teóricos entre comillas digo yo.

    Otra pregunta, todo reportaje debe llevar musicalización, o debe ser parlamentos y cortes de entrevistas solamente.
    Pienso que el reportaje radial es el orgullo del periodísta porque lo contiene todo o casi todo, qué cree usted. Pero no se hace bien.

    Pienso seguir preguntandole dudas que me asaltan, porque yo me graduaré de Comunicación Social, pero es que trabajo hace 6 años en la emisora Radio Ciudad del Mar, y mi tesis se basa en el tratamiento del géneroo reportaje en el noticiero. Que dicho sea de paso es malo porque es que no se valoran todos estos pasos que por demás se aprenden en la academia de periodismo, gracias y seguimos en contacto.

    • En el reportaje y en la radio en general el tiempo es preciso, aunque todo depende del interés del tema y de la utilización de los recursos sonoros de que se dispone para dibujar la voz humana. Depende de la destreza de la redacción, la amenidad del guión y la claridad del mensaje.
      No obstante, existe el criterio generalizado de que un reportaje radiofónico no debe durar más de diez minutos. Después de ese tiempo puede desvirtuar la atención del radioyente. Si el tema lo merece, el reportero ha de preparar una serie de reportajes breves de continuidad en los que puede reiterar, de forma creativa y armónica, un acontecimiento noticioso de interés general.
      Esta serie de reportajes puede ser transmitida de forma vertical u horizontal. En la vertical se programan los trabajos un solo día, mientras que la transmisión horizontal transmite cada día un capítulo.
      Para lograr un excelente reportaje es vital, además del interés del tema, la selección y edición de las entrevistas grabadas. Se precisa descartar todo lo que pueda constituir un ruido no deseado, teniendo en cuenta que debe ser atractivo o captar la atención del oyente, sin recabar de él un esfuerzo de concentración excesivo.
      No pocos confunden el reporte o entrevista con el reportaje, la información que a diario encontramos en los despachos noticiosos con ese gran género. También confunden la noticia, apoyada de una grabación y una música, con ese relato periodístico.
      El reportaje radiofónico es más que eso. Es la narración creativa de un acontecimiento en la que se entrelazan la noticia, la crónica, el comentario y la entrevista.
      Muchas emisoras de radio tienen establecidas normas de redacción que determinan tiempos de duración de los géneros según el espacio…Generalmente para un NOTICIARIO el máximo debe estar entre 3 minutos y tres minutos y medio… Todo depende del interés y la prioridad del tema. Claro que un reportaje de tres minutos se puede lograr con elegancia. Todo depende de un alto nivel de síntesis y de una evaluación previa y una selección rigurosa del contenido. Se logra también con una redacción sencilla y clara, sin incidentales largas o oraciones subordinadas. Igual se debe evitar transiciones y cortes largos o innecesarios. Para lograr un reportaje de 3 minutos es imprescindible un buen guión y una buena organización del contenido: texto, efectos sonoros y entrevistas grabadas. «Un reportaje es una monografía radiofónica sobre un tema dado. Cumple en radio una función informativa un tanto similar a la que cumple en el cine una película documental…»
      Mario Kaplún.
      Existen dos variantes de reportajes: el que narra los acontecimientos directamente desde el propio escenario donde está ocurriendo y el que se prepara en un estudio. Con las posibilidades tecnológicas actuales, muchos reporteros editan sus trabajos en los estudios de radio con un guión bien elaborado.
      Le doy una extraodinaria importancia a la vinculación entre la teoría y la práctica, respondiendo a la concepción de que la primera no puede estar separada de la segunda y viceversa
      Espero que otros profesionales expresen aquí sus criterios..Esta es la opinión personal.

  2. Mary Romero dice:

    Coincido contigo, Lázaro, que el intercambio es útil y fomenta la propia labor que realizamos.
    El reportaje es un género tan integrador, que generalmente yo lo empleo con mayor sistematicidad para el seguimiento informativo o la investigación de un problema o asunto, que anteriormente abordé en una información, una entrevista o un comentario.
    Los temas más peliagudos de la realidad cotidiana urgen de un mayor uso del reportaje y no siempre ocurre así.

  3. freddy torrealba dice:

    — Felicitaciones por la calidad del conteniido y temas de la página..
    — Lo voy a tener presente en mis trabajos con el debido crédito a su persona.
    — Yo tengo listo para su publicación el libro EL UNIVERSO TEMPORAL DEL PERIODISMO RADIOFÓNICO.
    — Estoy dedicado a la investigación de la comunicación radial con 3 libros editados.
    — freddy torrealba z.
    Barquisimeto, Venezuela.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .