El Sargento (Fragmento libro inédito Muchachos de los Canarreos


Dejamos de reír cuando comenzamos la preparación militar. Los mosquitos imponen su voluntad.
–Dale, Onelio, aprovecha ahora aquí si puedes cazar los mosquitos que te faltan –le digo.
– Si los mosquitos son un problema, peor son estas poblaciones de guisazos.
Los guisazos, aferrados a la arena, se pegan como una maldición a nuestras vestimentas. Germinan como la mala hierba en estos terrenos arenosos.
–¿De dónde salen tantos guisazos? –pregunta alguien.
Me encojo de hombros.
Así ocurre en las constantes caminatas a Cocodrilo que el Sargento programa en los horarios menos deseados. Para mayor pesadilla no falta este Sargento con psicosis de guerra, que nos imparte clases militares. Le encantan las noches, las madrugadas y los fines de semana. Siempre ve pasar imaginariamente por nuestras cabezas una escuadra de aviones.
–¡Al suelo! ¡Aviones!El libro Muchachos de los Canarreos, en su totalidad lo puede adquirir en Amazon



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .